lunes, 28 de enero de 2008

¿CUANDO COGEREMOS LA MAR IDEAL?

El sábado día 26, quedamos el "Dúo Dinámico" a las 6 de la mañana. Estuvimos viendo la mar en Ontón, Saltacaballos, a la salida de Castro, en Islares, en Arenillas y en Sonabia; o sea que más vueltas que un torero. La mar estaba asquerosa, fuerte marejada con mucha mar de fondo y tras el reconocimiento de la misma, decidimos -creemos que sabiamente- regresar a casa, aunque estuvimos a punto de ir a Lekeitio, pero como la pleamar era a las siete menos seis minutos, demasiado pronto, desistimos, por las características del roquedo al que pensamos desplazarnos.

El domingo día 27, quedamos a las 5,30 h. La mar había cedido un pelín, por lo que la elección del roquedo resultaba una vez más complicada y tras muchas vueltas, decidimos una vez más, optar por los cantiles de Islares. Esta vez vino con nosotros nuestro amigo Andrés Incera, ex-ciclista profesional que corrió en la década de los 60 en equipos como el Kas, Karpy, Fagor, etc.

Nos fuimos a dos puestas diferentes a fin de tantear la amplia zona y de vez en cuando comunicarnos para ver que tal iba la cosa. Yo me fui hacia el este y Gorka y Andrés hacia el oeste. Luego fué cuestión de patear la costa.

La costa es bastante similar, es decir, cortes verticales, bastante calado y farallones con alguna escuadra y rincones en los que la mar pega más o menos dependiendo de la procedencia del oleaje.


La verdad es que no empezó nada bien, pues al amanecer sólo habíamos pescado los 9 sargos de la foto. Fué a última hora cuando empezaron a picar más seguido, pues la pleamar era a las ocho menos veinte y fué hacia las doce o doce y pico cuando comenzaron a mostrarse hambrientos y finalmente pescamos, en total, los de la otra fotografía que se adjunta.

Ver para creer, ésto no hay quien lo entienda, bueno sí, creemos que a esa hora, al bajar el agua, comenzaron a hacerse remolinos en la superficie del agua durante los golpes, al marcarse algunas rocas sumergidas, lo cual hizo que los sargos se mostraran más activos. Aún y así, las capturas fueron irregulares, dado que pescamos una zona muy amplia variando continuamente el calado, el cebo y la distancia del aparejo a la roca.

El engodo fué mazacote de anchoa y como cebo usamos cangrejillo o gamusín, quisquilla congelada y tiras de jibión. El bajo de monofilamento, del 0,225 primero y 0,205 mm después, de Fendreel de Colmic, tenía unos 3-3,5 m de largo, un plomillo en el bajo de 5 mm de diámetro y 3 plomillos de 8 mm de diámetro en la línea. Anzuelo nº1/0 de Asari, revirado a la derecha, acabado en negro. Boya de corcho de champán de 74 mm de longitud lastrada por su parte inferior con una barrita de plomo. En esta ocasión no hizo falta pescar a pulso, ya que los 3 plomillos puestos en la línea , fueron suficientes para que la carnada se mantuviera a la profundidad deseada. En definitiva, no nos quejamos , hubo que pelear mucho pero así es la pesca, al menos por aquí.

Ya en Muskiz nos encontramos con Fernando y Guillermo, que hicieron una pesca muy bonita. Qué pena de foto para haberla publicado!. Parece que acertaron con la elección del pesquero guiados por su espíritu depredador y su saber, pues la cosa estaba difícil. Últimamente hay que hilar fino en esta zona de la costa tan castigada, pero los buenos pescadores abundan por estos lares.

miércoles, 23 de enero de 2008

COMENTARIOS SOBRE NUESTRO BLOG

Tanto Gorka como yo, hemos observado, no sólo en nuestro blog, sino también en el resto de compañeros que los tienen, que existe una mínima participación comparada con el número de entradas que se efectúan. No sabemos si la gente tiene miedo a preguntar cosas sobre la pesca a corcho, por no quedar en ridículo o "dirán que soy tonto" o por cosas por el estilo. También hay gente que solo lo lee para "aprovecharse" de lo que exponemos y aquí me las den todas, pero ésto entra dentro del programa.

Queremos decir que si hemos decidido hacer este blog y exponer nuestra forma de pesca, es con intención absolutamente altruísta y para que muchos pescadores que no tienen ni idea o emplean técnicas inadecuadas, apliquen lo que exponemos y vean si les da resultado y que no nos importa que nos hagan preguntas y sin complejos, que nadie ha nacido sabiendo. Además creemos que es una forma de ser solidario con los demás. Claro está que nuestras teorías pueden ser rebatidas y mejoradas por cualquier pescador veterano, pero tampoco es bueno que se lo guarden en el baúl de los recuerdos y el que venga detrás que arree. Por eso entendemos que es bueno que la gente aprenda a pescar y no a pasar el rato en la costa. Hemos enseñado a pescar a mucha gente, la mayoría, gente agradecida y que nos ha dado muy buenas amistades y todo ésto ha hecho que nos hayamos sentido mejor con nosotros mismos y con los demás.

Hemos tenido comentarios tal como el que dice que si seguimos poniendo fotografías de puestas en el blog, igual tenemos que madrugar a las 2 de la mañana para coger el sitio. Esto es una pataleta de alguien que tiene un sentido egoísta de la pesca y que acude con frecuencia a uno de los roquedos que aparecen en el blog, porque tiene un conocimiento muy limitado de extensión de costa. Sólamente diré que el que sabe, de diez veces que acude al mismo roquedo, sólamente baja a él a pescar una o dos veces porque las circunstancias favorables sólo se dan esos días y los demás días está condenado al fracaso (algún día explicaré el porqué). Pero claro está, eso sólo lo sabemos los "profesionales", los que tenemos muchas más opciones, porque conocemos muchos cientos de km de costa en la que elegir el pesquero y que ha sido a base de sacrificio y dinero, no a plato servido, y que además, no vamos a competir sino a disfrutar. Por ello quiero decir también que esté la mar como esté, podemos optar por varios roquedos y no por uno solamente.

Nos gustaría que la gente sea más participativa y que nos dé su opinión sobre lo que exponemos, sin ningún complejo ni temor, porque del debate y la participación, se sacan siempre conclusiones provechosas para todos, para mejorar y ser un poco más felices dentro de lo que cabe.
Deseamos que en los comentarios del blog seamos serios y nos dejemos de bobadas y comentarios tendenciosos o negativos que no conducen a nada. Vamos a disfrutar de la pesca, sus sanos comentarios, bromas de buen gusto, etc. y no amargarnos entre nosotros que bastantes limones tiene la vida.

Recordamos que la moderación de los comentarios está activada, por lo que serán rechazados todos aquellos comentarios anónimos o escudados trás un pseudónimo, que se utilizen para apostillar de forma negativa. Nos es muy grato conocer a gente que participa y si es con foto, como Toño que está bien guapo, pues mejor.

Que quede claro: en nuestro blog vamos a seguir publicando lo que nos de la real gana. Lo hemos hecho y lo haremos, pero con respeto, con gusto dentro de nuestras posibilidades y de forma amena a poder ser.

Un saludo a todos y buena pesca 2.008. Agur bero bat.

Ramontxu y Gorka.

lunes, 21 de enero de 2008

DOMINGO 20-01-2008. POR FIN UNA PESCA DECENTE!!!

Este domingo volvimos al ataque a las 6 de la mañana. Nos acompaño nuestro amigo Andrés Incera, buena persona donde las haya y experimentado pescador, pero una llamada telefónica le obligó a abandonarnos cuando empezaban a entrar los sargos. ¡Qué mala suerte Andrés!

La mar había cedido algo pero todavía tenía esos golpes de fondo que impedía pescar en costas abiertas a no ser en cantiles o zonas semiresguardadas, por lo que decidimos irnos a la zona de Islares (Cantabria), localidad situada a unos 7 km al oeste de Castro Urdiales y a 22 de Muskiz, en la que la costa es de zonas supramareales, una costa cortada pero en la que abundan pequeñas entradas y escuadras.

Alternamos la pesca a corcho con la pesca a pulso, dependiendo de las características de cada roquedo que probábamos ya que hicimos una pesca itinerante, es decir, ibamos calando el aparejo por diferentes puestas, aunque repetíamos en algunas de ellas.




En aquellas que se vislumbran algunas rocas que se destacan del fondo sin aflorar a la superficie y en los que el oleaje forma remolinos, que comúnmente llamamos "reful" como el de la imagen inferior, pescamos a boya con un calado que osciló entre los 2-3 m, que fueron los largos de los bajos usados, del 0,225 al principio y del 0,205 después ya que a veces se quedaba bello, con la boya junto al nudo de unión del bajo con la línea, con un plomillo de 4 mm y anzuelo 1/0 Asari, forjado, revirado a la derecha y acabado en negro.

Está claro que no había que emplear mucho calado ya que los sargos comerían de la roca, después de las mares habidas. Podemos ver a Ramontxu en la fotografía, en una postura bastante incómoda, pescando a boya.

En aquellas puestas con más calado, donde los golpes tienden a expulsar la boya hacia fuera de la rompiente y en las que no podemos mantener el cebo a la profundidad deseada a pesar de lastrar con 3 o 4 plomillos la línea, pescamos a pulso para mantener el aparejo pegado a la roca.

Este aparejo consta de un bajo de unos 70 cm del 0,225 al que se empalma un tramo del 0,25 de 3-4 m y a éste por el otro extremo lo fijamos a un emerillón pequeño de color negro por uno de sus ojales y por el otro se fija la línea que será del 0,35 preferentemente. El bajo del 0,225 y el del 0,25 se conexionan con un nudo de sangre, tonel o barril y los nudos al emerillón serán Super Clinch reforzados. El emerillón, normalmente, nos quedará fuera del agua con el aparejo calado. Empleamos el mismo tipo y número de anzuelo.

Como engodo usamos mazacote de anchoa y encarnamos con cangrejillo o gamusín congelado, filete de anchoa, tira de jibión (calamar) y gamba y los sargos comieron de todo.




















Al amanecer únicamente pescamos 3, pero en cuanto subió la marea un par de horas picaban más seguido y nos marchamos cuando aún seguían picando, pero no era cosa de coger más, para luego regalarlos y encima poner hasta las bolsas de plástico para ello. O sea, poner las piezas y los envoltorios. ¡Joder! Qué vagos son algunos...


La pesca la podéis ver en la fotografía adjunta. Hacia ya tiempo que no cogiamos sargos de este tamaño. Fueron un total de 34 piezas que oscilaron entre los 300 y 1100 gr.


Bueno Gorka, me vas a permitir que intervenga. En los comentarios que hice en “De las que hacen época” en los que te "amenazaba" con darte una soba con la caña, tendré que esperar ya que el domingo pescaste más que yo y justo es reconocerlo. Se nota que la "amenaza" ha hecho efecto y que te esmeraste, pero ya vendrá mi venganza, je, je, que en esto de la pesca, la risa va por barrios.

MUCHA MAR Y POCO PEZ

El sábado día 19, Gorka y el menda salimos a las 6 de la mañana y nos fuímos hasta la zona de la depuradora de aguas residuales que está a la salida de Castro para ver el estado de la mar. Alli nos encontramos con Marce y Tontxu, de izquierda a derecha en la imagen inferior, que habían madrugado más que de costumbre. Tambíen llegaron nuestros amigos Fernando y Guillermo, pero fueron tan fugaces que no hubo ocasión para el retrato.

Había fuerte marejada con muchísima mar de fondo del noroeste, por lo que la cosa estaba complicada. Trás darle muchas vueltas a la cabeza y sopesar varios lugares, decidimos ir a Ontón (Cantabria) que es un pueblo que linda con Bizkaia que está a unos 6 km de Muskiz. Bajamos a pescar a las 7,30 h, lo cual indica las vueltas que dimos, hasta encontrar un roquedo que estuviese aceptable.

Amanece en la costa de Ontón

La zona elegida fué un farallón muy perpendicular como el que se aprecia en el centro de la foto, en el que los golpes se deslizan bastante bien por el perfil liso y vertical de la pared, lo que hace que se aguante bastante bien este tipo de mares.

El roquedo a media mañana, hora de ir a almorzar.

Con estas mares de fondo, a veces se quedaba la zona con poco babero, pero al estar el agua tomada o tapada, era una garantía más, aunque enseguida venían los trenes de olas de fondo.

Con este tipo de mares y color del agua, pescando fino suele ser rentable en estas zonas. El roquedo en sí, está formado por un corte liso en contacto con el agua de unos 30 m de longitud, en el que en bajamar, su zona oeste tiene un calado superior a los 10 m, en su zona centro se aprecian rocas emergentes que no afloran a la superficie y en su zona este, hay rocas que quedan al descubierto.

Vista superior de zona oeste y centro en la que se aprecia el corte

Área de rocas emergentes en zona este

Dado que la bajamar era a las 7,22 h, lógicamente pescamos del centro del roquedo hacia la zona izquierda u oeste y a medida que subió el agua, nos desplazamos un poco a la derecha o zona este, sin llegar a la zona de rocas que se descubren en bajamar ya que en esta zona el arrastre era brutal y los sargos no tenían defensa. La pesca no fué gran cosa, tal y como se aprecia en la foto, pero pasamos un rato divertido.

Gorka dispuesto a desanzuelar un sargo terciado

Ramontxu clavando un sargo desde las alturas

Bajando la puntera para izar la pieza

Usamos como engodo mazacote de anchoa, mezclado con quisquilla congelada y encarnamos con cangrejillo o gamusín, quisquilla congelada siempre en vivo y anchoa de lata, picando indistintamente a los tres cebos.

Los comensales que se decidieron por el variado menú

La profundidad de pesca osciló entre los 4,5 y 6 m, con un plomillo en el bajo de 4 mm de diámetro y cuatro plomos de 6 mm en la línea junto al nudo de unión de ésta con el bajo. Empleamos una boya de 74 mm de larga de corcho de champán bien lastrada, bajos de línea del 0,225 y 0,205 con una longitud de 4 m y anzuelos 1/0 de Asari, forjado, revirado a la derecha, acabado en negro.

LA PESCA DEL SARGO EN OTOÑO E INVIERNO

(Fuente de referencia "La pesca con caña a corcho en la Costa Cantábrica" de Ramontxu Montenegro)

Vamos a explicar como pescamos en esta época. Si el inicio del otoño es con buenas temperaturas y si la mar está en condiciones apropiadas, solemos pescar aún en roquedos de aguas intermareales (que se quedan en seco a bajamar) cuyos fondos sean preferiblemente de arena y roca, dado que todavía hay abundancia de comida en ellos y una prueba de ello es que aún se pueden coger pulgas en el mes de octubre. En cuanto enfría el tiempo, desechamos estos roquedos ya que disminuye su biomasa y optamos por este tipo de pesqueros cuando las rocas sueltas poseen abundancia de mejillones de pequeño tamaño.

Roquedo intermareal con arena y rocas con mejillones

En esta época pescamos habitualmente en roquedos supramareales o fondalíos(siempre tienen agua en bajamar) e intermareales con fondo rocoso. En ambos tipos de roquedos, preferimos que las mares sean bellas, rizadas o marejadillas y optamos por roquedos en costas abiertas. Con mares fuertes, deberemos buscar, evidentemente, zonas más protegidas pero con las mismas características que describiremos para las zonas de costas abiertas.

Si pescamos en roquedos supramareales o fondalíos, lo hacemos dentro de un horario comprendido entre las 3,5 y 4 h bajando y las 3 primeras horas subiendo. Dado que son roquedos que quedan siempre con agua, optaremos por ellos cuando las mareas son muertas o de media intensidad. Hablando en pies, aquellas cuyas pleamares alcancen entre los 9 y 13 pies, lo cual nos está indicando que las bajamares son pequeñas y que es cuando menos diferencia de nivel o cota hay entre la pleamar y la bajamar. Este es un dato importante ya que en estas circunstancias, los sargos no se suelen alejar o abrir mucho del roquedo por lo que es muy posible que entren a nuestro engodo. La experiencia nos dice que con mareas muy vivas, los sargos por lo general, se alejan de la roca, están más abiertos, por lo que es más difícil atraerlos.

Nuestros roquedos preferidos en costas abiertas con los tipos de mar ya mencionados, son las lastras y los frentes, entendiéndose como lastras los roquedos que entran en contacto con el agua de una forma más o menos inclinada y entendiéndose como frentes aquellos de forma irregular y que al contactar con el agua forman un corte o escalón.

Lastras

Frente

Gorka en un frente con marejadilla y con algo mar de fondo y abajo los sargos de ese día.


En estos tipos de roquedos, optaremos por aquellos cuyo calado oscile aproximadamente entre los 3,5 y 10 m en la bajamar y que además no vislumbremos un fondo uniforme, sino que habiéndolos analizado con mares bellas y aguas claras, se observen zonas oscuras (rocas con algas) y zonas claras (pasillos, regatos o pozones) entre ellas. Dichas zonas oscuras o rocas que sobresalen del fondo hacia la superficie, sin llegar a aflorar a ésta, producen remolinos y turbulencias en la superficie del agua, que agradan a los sargos y que es donde ubicaremos el aparejo.

Remolinos y turbulencias

Rocas casi aflorando

Asimismo en cualquier pequeña entrada o recoveco que exista en estos roquedos suele crear baberos muy propicios para los sargo, así como los pequeños retranqueos o pequeñas escuadras que se forman en la roca cuando cambia su alineación.

Entrante o recoveco

Escuadras

Estos roquedos son muy fáciles de manejar y en muchos de ellos se puede pescar a caña fija, es decir, con el largo de la caña y sin hacer apenas uso del carrete, con lo que la gozada es mucho mayor que pescando en largo.

Con aguas muy claras es rentable pescar un par de horas de noche y en caso de hacerlo con abundante quisquilla, hay posibilidades de pescar unas cuantas obladas y algunos chicharros, amén de algún durdo o maragota al venir el día. En caso de no tener quisquilla, solemos llevar como engodo mazacote de anchoa y encarnamos con cangrejillo, anchoa de salazón o de lata y quisquilla congelada. Un cebo que vale para todo el año es el cangrejo ermitaño y también suele resultar la gamba arrocera. Cuestión de gustos.

En cuanto a las boyas, se pueden emplear las 4 de abajo y la de la esquina superior derecha. A nosotros nos gustan las alargadas, estilizadas y hechas con corchos de “champán”.


Usamos bajos del 0,25 de noche y al amanecer cambiamos al 0,225 y podemos acabar con un 0,205 e incluso un 0,185.

Con quisquilla empleamos anzuelos del nº2 de crystal modelo 515-N, rectos de Mustad, acabado niquelado o del nº1/0 de Asari revirado a la derecha acabado en negro que también es válido para el resto de carnadas. Asimismo los anzuelos curvos también pueden ser Asari nº1/0, nº8 de Fish Master, 1/0 de Black Shark, Samurai Stynger 2/0, Owner del 2/0 o WMC del nº1 por citar algunos de similares características.

El plomillo del bajo, siempre que no contengan arsénico en su composición, puede oscilar entre los 2 y 5 mm de diámetro, dependiendo de menor o mayor rompiente. Con las mares citadas, no es necesario lastrar la línea, pero como normalmente llevamos ésta lastrada, colocamos la boya junto a los plomillos de lastre y le damos al bajo, el largo equivalente a la profundidad de pesca que estimamos, es decir, los plomillos de lastre estarían en la línea, junto al nudo de unión de la línea y el bajo y el corcho pegado junto a los plomillos.

El calado de pesca puede oscilar entre los 2-3 m como norma general, aunque puede variar dependiendo del oleaje o del engodo, ya que a veces engodando con quisquilla viva, los sargos se han cebado y los hemos pescado con un calado de 1,5 m y aún menos, por lo que habríamos de acortar el largo del bajo.

Otro día hablaremos de otro tipo de mares en esta época en roquedos supramareales. Os muestro fotos de archivo realizadas en este tipo de pesqueros.

Fernando con un cestón de sargos y chicharros. Comentar que esta cesta denominada "la maleta" tiene unas dimensiones de 100 x 60 x 20 cm, para hacernos una idea.

Ramontxu con la maleta cargada de sargos, lubinetas y obladas.

jueves, 17 de enero de 2008

EL USO DEL CHALECO EN LA PESCA A CORCHO

El chaleco es la prenda ideal para llevar el material de pesca bien clasificado. Vamos a ser modernos en este aspecto y olvidarnos de bolsas de plástico, bolsas con cremallera, bolsas de costado, etc. en las que el material va más o menos amontonado.

En los diferentes bolsos de un chaleco podremos distribuir todo el material de pesca, basándonos en que la distribución del mismo sea cómoda y lógica para el uso del mismo y si lo hacemos bien, sólo nos queda memorizar donde está cada cosa. Vamos a exponer un ejemplo de distribución del material en el chaleco tipo del gráfico.

> En los bolsos 1 y 2 de la parte superior, llevaremos siempre las bobinas que utilizamos para los bajos de línea, ya que de guardarlos en los bolsos inferiores, es muy posible que se rompan o fisuren al recostarnos sobre alguna roca, lo que suele traducirse en un enorme lío del hilo y pérdida del mismo. En la zona superior siempre estarán más protegidos. Si los bolsos mencionados son de cremallera en vez de velcro, mucho mejor.
> En el bolso 3 podríamos ubicar las barras o gusanos de luz que utilizamos para la pesca nocturna.
> El bolso 4 podría alojar las pilas y bombillas de repuesto de las linternas más usadas habitualmente. Las bombillas las meteríamos en una pequeño frasco o caja con tapa roscada.
> El bolso 5 llevaría los plomillos o perdigones de diferentes diámetros que se colocan en los bajos de línea. Los plomillos o perdigones estarían sueltos dentro del bolso, ya que con ello elegiríamos los más adecuados, según el estado de la mar, de manera rápida, cosa que no sucedería si los llevásemos en caja o bote con tapa a rosca y cuando los peces pican hay que andar rápidos y no perder tiempo. En el mismo bolso, llevaríamos una caja - a ser posible con compartimentos - con los anzuelos de diferentes clases y tamaños. Al tener los plomillos y los anzuelos en el mismo bolso, haremos los bajos más rápidamente. Este bolso deberá llevar cierre de cremallera obviamente, para evitar la pérdida de los plomillos. A este bolso se le puede incorporar una navaja.
> El bolso 6 serviría para llevar boyas de diferente tamaño completas con sus palos de fijación o barritas de plomo cónicas o troncocónicas (dependiendo de que la boya venga con lastre incorporado o no) y alguno más de repuesto. Es preferible que este bolso tenga cierre de cremallera.
> El bolso 7 valdría para llevar anillas de repuesto para la puntera de la caña de diferentes diámetros.
> El bolso 8 para llevar una barrita de silicona para las anillas.
> El bolso 9 para un rollo de cinta aislante.
> El bolso 10 para un rollo de hilo elástico para fijar al anzuelo carnadas blandas y un bote pequeño de pegamento rápido que nos sacará de más de un apuro.

Los chalecos suelen llevar además otros bolsos en su interior o en la zona trasera, en uno de los cuales se puede llevar un chubasquero. Hemos visto un caso hipotético de chaleco y la distribución del material, pero cada pescador tendrá que analizar el material que va a llevar y comprar el chaleco que se adapte a sus necesidades.

En el gráfico bajo el chaleco se puede observar el detalle de un bolso al que en el inicio y final de la cremallera, se le ha dado un cosido de hilo grueso (el dracon va muy bien) a fin de evitar de que el tirador se nos salga de la cremallera y se atasque, lo que conllevaría a tener que cambiarla entera.

Para los más previsores, decir que también hay chalecos salvavidas, para una posible caída al agua. En este caso el precio se dispara un poco. Un chaleco normal con bolsillos bien dispuestos para la distribución del material, puede tener un precio que oscile entre los 30 y 60 €.

Siempre que compremos un chaleco, deberá ser de color oscuro.En el mercado existen también las riñoneras, pero tiene mucha menos capacidad y deberemos tener en cuenta que en sus compartimentos, hay bobinas de monofilamento que no suelen entrar en los mismos.

La información facilitada tiene como fuente de referencia el libro de Ramontxu "La pesca con caña a corcho en la costa cantábrica" y que se puede adquirir a través de e-mail en salgai@salgai.net o llamando al 946 363 942 y os recordamos que es un libro único en su género, por sus características.

lunes, 14 de enero de 2008

CON VIENTO Y POR LA COSTA ESTE DE BIZKAIA

Seguimos con mares malas para la pesca y lo que es peor, con vientos fuertes del suroeste. El sábado desistimos de acercarnos a la costa debido a la mala mar y la presencia de lluvia, pero el domingo no pudimos aguantar más el genio y con cangrejillo vivo, anchoa de lata, tira de jibión, gamba y quisquilla congelada como cebos y un envase de macizo de anchoa para engodar, Gorka y el menda arrancamos a las 4,30 h de la mañana desde Muskiz.

Hacía mucho viento y nos dirigimos hasta Ontón y posteriormente a la salida de Castro Urdiales para chequear la mar y el aire; en ambos lugares Eolo soplaba con genio y la mar no prometía mucho, con golpes fuertes y belladas. Pensamos en ir a Ajo (Cantabria) a la zona de la ría en La Sorrozuela que es una zona que aguanta bien los vientos de dicha procedencia pero desistimos para ir a probar un rato en la ría de Gernika en Sukarrieta. Pero ni lubinetas ni sargos y eso que la zona no estaba nada mal, por lo que desde allí decidimos irnos hasta Lekeitio a una zona frecuentada un poquito antes de llegar al faro de Santa Catalina, cosa que hicimos hacia las 8 h.

Como podréis deducir, una auténtica maratón, ya que recorrimos al cabo de la jornada más de 235 km. ¿Quién dice que la pesca es un deporte barato y estático? La verdad es que hacía tiempo que no ibamos por la zona, por lo que decidimos ver como "andaba" de peces.
En la fotografía, se puede ver a la derecha, parte de la isla de San Nicolás a la que se puede acceder en las horas de bajamar por un muro de mampostería que une la isla con la playa de Karraspio.

Fuimos a un roquedo cómodo, de fácil acceso, sabiendo que el viento no nos podía dar con fuerza como así fue, aunque a última hora nos sacudió bien. La mar estaba de asco, con golpes fuertes y belladas, pero por lo menos el color del agua era bueno y estaba bastante tomada o tapada.

El pesquero es de aguas supramareales (fondalío como lo denominan nuestros amigos asturianos) y en el que al bajar el agua se vislumbran rocas que emergen del fondo que crean turbulencias. En la imagen se puede apreciar la postura del depredador al acecho con la puntera baja (la caña es una Balzer de unos 7,70 m) y la mano derecha tanteando la tensión de la línea. En esta foto, se ve al fondo el faro de Santa Catalina y una grúa-torre para las obras que se están realizando.

Bajo estas lineas, Ramontxu desde la altura dispuesto a desanzuelar un sargo terciado. Si os fijais con atención, se puede intuir el tipo de aparejo utilizado, que se describirá al detalle más abajo.

La verdad es que no pescamos gran cosa, tal y como se aprecia en la fotografía, pero al menos quitamos el "chincho". Además había muchos sargos palmeros que devolvimos al agua.

A propósito, mirad que ejemplar se comió un cangrejo. Estaba de suerte el serrano (karraspio, porredana, farrio o farro). Foto rápida de carnet y al agua. Parece que lo sabía pues ni se movió.

Empleamos bajos del 0,225 y a última hora del 0,205, aunque por el color del agua se podía pescar perfectamente con un 0,25. Su largo osciló entre los 3-4 m, con un plomillo en el bajo de un diámetro de 4mm y la línea plomeada con 3 plomillos de 6 mm. Estos plomillos situados en la línea, junto a la unión de la línea y el bajo, aguantan bien la tracción de los reflujos de los golpes de mar y hacen que el cebo o carnada esté más o menos a la profundidad deseada, ya que dicha tracción se manifiesta básicamente en las capas altas de la superficie del mar y con un plomillo en el bajo (capas bajas) es suficiente. Se adjunta esquema del aparejo.

La boya utilizada fue una de corcho de “champán” estilizada, con lastre de plomo por su parte inferior de 70 o 74 cm de longitud. El anzuelo fue un Asari revirado a la derecha del nº1/0 acabado en color negro. A las 12:30 estabamos de vuelta en Muskiz y listos para almorzar.


Como información adicional decir que todos estos aspectos técnicos tienen como fuente de referencia el libro de Ramontxu, donde se explica con profusión con cuadro resumen incluido para cada tipo de pez. Fue una de las cosas más costosas y de las que se echan en falta, sin desmerecer, en otras obras del ámbito. ¿Que si se cuenta demasiado? A nuestro juicio no.

Los que están pescando como campeones son nuestros amigos "Marce" Prieto y Tontxu Setien, como buenos y experimentados pescadores que son. Sólamente les pedimos un favor, que no gasten tanto en la jamada y el trinki, que compren una cámara digital y saquen unas fotos de sus pescatas para ponerlas en el blog y que estamos deseando hacerlo, no sólo nosotros sino todos los pescadores. Ánimo y al loro!

DE LAS QUE HACEN ÉPOCA

Saludos a todos. Como estoy viendo que aqui nadie quiere mostrar la realidad del asunto y sólo se hacen tímidas insinuaciones voy a ser yo quien abra la veda, con permiso de los protagonistas. Para saciar la curiosidad has de ir al pie de página del blog.

Ahora si quiere Ramontxu que nos ponga en antecedentes y cuente el resto.

jueves, 10 de enero de 2008

Comentarios

Me supo a poco mi estancia en Barcia porque no pude disfrutar al 100% ni por el estado de la mar, ni de la amabilidad de su gente en tan poco tiempo, y al ausentarme, afloraron en mi algunas lagrimillas de reconocimiento. ¡Qué voy a hacer si en el fondo soy un sentimental!.

Siento mucho no poderme despedir de Manel y Pín, pero las circunstancias obligan y las obligaciones mandan. Fué la esencia de la ley de Murphy.

También siento mucho no haber conocido a Javi alias "Marquez", porque estoy seguro que es una persona de sobresaliente y no creo que me equivoque, porque como digo yo: "Al viajante por la maleta".

He localizado la Veret Arcadia en Bizkaia a través de mi amigo Rubén Elortegi y la tiene la empresa Kelman S.L. en Abadiño, cerca de Durango y la distribuyen en Galiza y Asturies. Espero que Rubén nos consiga alguna por ser amigo de los distribuidores. Buena vara!.

Este fin de semana se presenta problemático, máxime después de mi "larga" ausencia de la costa. Se esperan mares muy fuertes, por lo que en caso de ser así, Gorka y el menda probaremos alguna zona resguardada como la ría de Gernika o similar, dado que son mareas vivas y el viento va a hacer acto de presencia, por lo que habrá que ir a un lugar al socaire.

Alguno dirá que sólo ponemos artículos cuando pescamos, pero no es así. El día de Año Nuevo, Gorka cogió 15 o 16 sargo guapos y no lo hemos publicado. El día de Reyes cogí 6 sargos con una mar infernal pescando a pulso y tampoco lo hemos publicado. Porqué?. Pues porque son pescas normales y no ciertamente llamativas para un blog, pero no porque queramos ocultar nada. Se pesca cuando se pesca y punto.

Un saludo a todos los pescadores-as del Cantábrico, excepto a los barcianos a los que el saludo es doble. Agur.

lunes, 7 de enero de 2008

POR ASTURIES

Los días 21, 22, 23 y 24 de diciembre, Gorka y el menda estuvimos en Barcia, pequeña localidad cercana a Luarca y perteneciente al municipio de Valdés. Nos alojamos en la casa rural La Fonte de Barcia, en la que nos trataron estupendamente tanto Jorge, como Isabel e Iris y que no dudamos en recomendar a aquellos que quieran disfrutar de Asturies y sus gentes. Como no podía ser de otra forma, allí estaba esperándonos Carlos Redruello, nuestro anfitrión, el cual nos presentó a Pepe alias “Pín”, Manel, Lalo, José Arango y otros amigos. Particularmente, tengo que agradecer a José Arango y familia, a Lalo y familia y a Esperanza, la madre de Carlos, todas las atenciones y obsequios recibidos de todo corazón. No puedo olvidar el humor y la camaradería de Pín y Lalo que nos hicieron pasar momentos inolvidables.

Bueno, he de aclarar que yo llegué el día 20 y Gorka el 21. Este día fuímos Carlos y yo al sargo y decir que el maestro sacó dos y un pintu, mientras yo clavé uno y se me desanzueló por mandria. La verdad es que estaba la mar muy bella desde días antes y la mente no estaba predispuesta para pescar aunque estuvimos en tres puestas. Los días posteriores cedí el testigo a mi aventajado discípulo y él os contará. Yo por mi parte, estuve sacando fotos por la zona de Cabo Vidio, cabo Busto y la playa de Otur, entre otros lugares de la bonita costa asturiana. Pescar, no pesqué, pero que tengo algo olor a pescado es seguro, como se desprende de los dos felinos que adopté, el grisáceo en la casa rural y el blanco en la playa de Otur. Este seguro que es de Pín para que le olfatee cuando arrima el pez a la costa.

Gato de casa La Fonte

Gato Pín...to de Otur

Me gustó el cabo Vidio, aunque por su fácil acceso puede que sea muy frecuentado. También me gustó la zona de la izquierda de la playa de Otur, para cuando las mares estén fuertes. Las fotos son del domingo 23, cuando movió la mar.

Cabo Video

Otur

Visitamos la lonja del pescado de Luarca y entre la variada pesca que había, destacaban unos abadejos inmensos, de unos 6 o 7 k de peso. El día anterior, Carlos y yo estuvimos comiendo en un conocido restaurante de Luarca y pudimos degustar corvina (Qué recuerdos de este pez!). Otro día cenamos todos juntos asimismo en Luarca. La verdad es que se come muy bien por allí.

En la lonja de Pepe “Pín”, pudimos –ya era hora- tener en nuestras manos, además de unas cervezas, una caña Veret Arcadia de 7 y pico m y la verdad es, que tanto a Gorka como a mí, nos gustó mucho. A pesar de ello, seguiremos pescando con nuestra Titanium de Evia de 7,70 m, simplemente por los recambios, ya que si se nos rompe algún tramo es fácil de conseguir y además es una señora caña. La Veret Arcadia no se comercializa por estos lares.

En fin, que pasé unos días magníficos y espero repetir... pero me quedo con la calidad humana de la gente que conocí. Yo he terminado y le dejo paso a Gorka.


¿Y que más puedo añadir...? Hago mías tus palabras de agradecimiento tanto a Carlos y familia, a "Esperancina" y Amparo, un beso para las dos, como a las gentes de Barcia, por su trato familiar, por la atenciones prestadas (por las fabes y la sidra), por el alojamiento, por las conversaciones acaloradas, gracias Lalo y Jose Arango, porque en resumen, nos hicieron sentir como en casa. Gracias por el grato e imborrable recuerdo que han dejado en mi. Que la cosa supo a poco aunque fueron tres días muy intensos. ¡Vamos! En definitiva, que vamos a volver, asi que preparad el jabalí y la cerveza...

¡Que no me olvido de vosotros nenos! ¡Que sois unos gansos! Estaba recordando las inolvidables jornadas juntos, tanto gastronómicas como pesqueras, que aunque con poco pez fueron de carcajadas, con la estupenda organización, con los pulpos por el techo y la falta de Heineken, y disfrutando de la bella costa asturiana. Gracias Pin, Manel, Javi y Carlos. ¡Anda que vaya cuatro patas pa´un banco!

A continuación un breve resumen de los tres días que pasé por Asturias en compañia de amigos. El sábado madrugamos para ir al sargo tras noche ajetreada con bastante garra-fón. La mar había movido algo con relación al día anterior pero las aguas seguían claras. Aquí debajo Querúas y al fondo "las Cruces".

Poco a poco Pin, Carlos, Manel y yo fuimos buscando pesqueros con más mar, eso si, tras copioso desayuno.

Nos acercamos finalmente a la zona de Serantes, donde la mar batía con suficiencia, con la marea ya subiendo.

Probamos varias puestas pero el sargo estaba esquivo. Macizamos con engodo y llevamos gamba, cangrejillo y jibión.

Carlos, me despistó con esta modalidad de pesca. Y yo que creía haber visto de todo...


La mañana nos deparó unas bellas imágenes como esta de Carlos con un pequeño tornado sobre el mar, al fondo. Enhorabuena a Javi, que se bautizó con los únicos sargos de la jornada. Es sabido, que habiendo estado la mar tan calma los días precedentes, el primer día que se agita no suele ser pródigo en capturas.

El domingo amanecimos a la lubina en la zona de Busto. La mar estaba ideal y el roquedo me encantó, pero de lubinas ni rastro. Pin no vino y tampoco Ramontxu. Minnows y chivos variados, lances y vueltas de manilla, y nada.

Manel, que vino a pasar una tranquila jornada. Pero como en todas las casas cuecen habas... algún indeseable le hizo una gracia en el coche. "¡Tas fichado majo!"

Javi, con las primeras luces, tanteando a las lubinas, con estos dos espectadores de excepción.


Ya por la tarde, con el incansable Carlos y su espiritu depredador, de pedreros, decidimos ir al sargo, para ver si la suerte cambiaba. Estuvimos tanteando varios pesqueros y pidiendo opinión a los maestros Lalo y Ramontxu. Bajo estas líneas, mirando la mar en Barcia. ¡Cuan sabios estos barcianos! Si no esta el mar... pál bar.


¡Qué jodido está el asunto....!


Probamos con insistencia en la zona entre Tourán y "Remollaculos". Probamos varias puestas, incluso barajamos la posibilidad de cerrarnos con la marea si la presencia del sargo lo requería.


Alguna tiene que haber....

Gracias a la sabiduría de Carlos y al detallado conocimento que tiene de esta costa, conocí pesqueros de diez para el sargo, con unas condiciones de rompiente excepcional, y que seguro, en mejores tiempos nos hubieran dado grandes y cuantiosas capturas. En los que corren, se quedó en media docena. Y como fruto al tesón y la insistencia os dejo este video del gran "loco", en todos los sentidos.

video


Fotos del lugar en que la pesca es más segura, verdad Mª Joaquina?