miércoles, 28 de enero de 2015

28-1-2015. MÁS JIBIONES

Esta madrugada de hoy miércoles 8 de enero, he ido a jibiones y he tenido suerte. La noche estaba oscura, la mar aunque había algo de mar de fondo, se podía pescar. Además, sabedor de que la mar a partir del amanecer se iba a mover y que vienen mares fuertes, he pensado que igual entraba alguno antes del temporal que viene.
En la siguiente imagen podéis ver los 18 jibiones que he pescado colocados en las 4 fuentes sobre la tapa del arcón donde guardo las sardinas picadas y sin picar. La foto, como podéis imaginar, está tomado con el menda subido en un taburete. No hay más que ver los zapatos.
Caña de 8 m Balzer, carrete Daiwa Procaster 4000 A con línea del 0,35, bajo del 0,30 unido a línea mediante emerillón y potera DTD fijada a bajo mediante una grapa, es decir, aparejo simple y bote pequeño de macizo de tienda.


SALUDOS A TOD@S.

viernes, 16 de enero de 2015

NOS DEJARON...

El mes de diciembre e inicio del 2015 han sido tristes para mí. El 11 de diciembre falleció un amigo muy querido y popular cazador, Benito, trás una larga enfermedad, con quien hemos compartido muy buenos momentos de tertulia.
 

El 2 de enero falleció mi amigo pescador José Luis Lejarza Garmendia con quien compartí muy buenos ratos en la costa con aquellas cañas fijas de bambú y no puedo olvidar como me enseñó a pescar las quisquillas con el cedazo de las angulas en la vega de El Verde, justo enfrente del caserío donde vivió.


Y también en la primera semana del año, falleció mi amigo Fidel Presa, hombre culto, humilde, trabajador, pensador, ameno, etc. y cónyugue de mi amiga y ex-compañera de trabajo Ascen Mondragón.  No olvidaré cuando se me ofreció de forma totalmente desinteresada a corregirme el texto de mi primer libro de pesca.


Desde aquí quiero dar traslado de mi más sincera condolencia a todos sus familiares y amigos.

HASTA SIEMPRE COMPAÑEROS

martes, 6 de enero de 2015

Y HOY MEJOR AÚN

Hoy por la mañana, me he despertado, he levantado la persiana de la ventana y he ido un rato a jibiones ya que la luna estaba tapada por las numerosas nubes que había y mañana parece que se mete mar.
La mar estaba mejor que ayer aunque belleaba bastante. No obstante, en dos horas y media he pescado 10 jibiones y una jibia que son los de la imagen siguiente y ni tan mal.


Decir que a la jibia la he visto como a una braza por debajo de la superficie del agua, levantar la jibionera y trincarla, todo ha sido uno.
S2

lunes, 5 de enero de 2015

PARECE QUE LA COSA MEJORA UN PELÍN

Esta mañana he ido a hacer un poco de gimnasia a pesar de que la luna estaba llena y mire usted por donde me he divertido algo por lo menos.

 
De izquierda a derecha, las longitudes medidas desde la punta de la cola al centro de los ojos, son: 26-32-34-25-41 que no están tan mal.

SOBRE LOS PLOMILLOS TIPO RANA

Sabemos que los plomillos cortados tradicionales para lastrar los bajos de línea, aunque se aprieten bien, acaban bajándose al anzuelo. Ello es debido a la rigidez del fluorocarbono básicamente. Ello nos exaspera y estamos continuamente con el alicate apretándolos (cada vez más fuerte) y acabamos dañando el bajo. Como ya expliqué en otro artículo, este problema se resuelve con los stoppers o topes de silicona y la pregunta es: ¿Entonces para que queremos los plomillos tipo rana?" La respuesta es fácil y razonada ya que siempre uso este tipo de plomillo porque se ponen y quitan con suma facilidad con sus 2 apéndices o pequeñas orejas, con lo que cuando acabamos la jornada, los guardamos para utilizarlos en otra ocasión. Habrá quien diga que eso también se puede hacer con los cortados; no dudo que habrá gente que lo haga, pero mucha gente los tira para no tener que abrirlos para volver a usarlos, con lo que es una forma de contaminar el medio.

Una cosa que me disgusta de los plomillos tipo rana es el brillo que tienen por lo que en uno de los bolsillos del chaleco en que los llevo, los mezclo con cortados de los oscuros y así a base de llevarlos mezclados, van perdiendo brillo y oscureciéndose. En la pesca a boya, no me gusta que haya cosas brillando o destacando fuera de la carnada.

Por nuestra zona, se venden los que distribuye Evia y con la ayuda de una balanza digital Nitro mini que mide hasta centésimas de gramo, he hecho una comprobación sobre los pesos de los diferentes plomillos que vienen en la caja que más utilizamos. El resultado ha sido el del cuadro siguiente donde vemos como lo he realizado y lo que indica la distribuidora en su catálogo 2015.

Vemos pues como los datos están bastante bien.

Hoy mismo le he mandado un e-mail a Suministros Evia que es quien distribuye las cajas de plomillos tipo rana para ver si suministran cajas como la de la imagen siguiente y en caso afirmativo, en que tiendas de la margen izquierda las tienen.



Con los diámetros de 7 y 9 mm valdrían para lastrar la línea y el resto para plomear los bajos.

martes, 30 de diciembre de 2014

¿QUÉ PASA CON LOS JIBIONES ESTE OTOÑO-INVIERNO?

Los comentarios generales con los pescadores habituales que acuden a los cantiles y puertos, son que este año es uno de los peores en lo referente a las capturas de jibiones, calamares, luras o maganos. Personalmente he ido unas 12 jornadas a pescarlos, con un promedio de entre 2-4 horas por jornada y el resultado ha sido de 12 ejemplares: 3 "tubos" (de unos 700-800 g cada uno) y 9 normalitos (de entre 300-400 g).

Recordando 2 artículos que publiqué sobre los jibiones y aportando nuevos conceptos, voy a relatar algunas cosas sobre esta pesca.

Es evidente que se pescan en los cantiles y en los puertos como los de las siguientes imágenes y con buen calado en las bajamares.









Desde hace algunos años está de moda el emplear cañas cortas (2,40-3 m) y pescar con señuelos denominados pajaritos. Personalmente, me gusta desde hace muchos años, el hacerlo con una vara larga y esta temporada lo vengo haciendo con la caña Balzer de 8 m de longitud a la que la cambié las anillas que venían de la casa y que eran 6 anillas de puente alto más una de puntera, por 6 anillas de puente bajo fijas y una de puntera, más 8 anillas locas de puente bajo distribuídas 3 en el tramo de la punta, 2 en el segundo, tramo, 2 en el tercer tramo y 1 en el cuarto tramo, tal y como se detalla en la foto siguiente.


Esta caña no pesa mucho y con estas anillas ya la he testado con buenas piezas como el muble, muxe, muil, etc., de 2 kg que suspendí desde 5 m de altura en las cercanías de San Cibrao (Lugo) y que era el que véis a continuación. Vaya lomo y ancho de cola que tenía el pájaro!


Una vez elegida la puesta, hay que coger postura de forma que estemos cómodos pues podemos estar varias horas pescando y que tengamos la caña en una posición algo inclinada por debajo de la horizontal y si es posible que exista una zona de roca donde reposarla por si nos cansamos, tal y como se aprecia en la siguiente imagen.


Evidentemente, que una vez buscada la postura, tendremos que fondear el aparejo. La caña lleva el carrete con una línea que puede ser del 0,35 o del 0,40, a la que una vez pasada por las anillas, hacemos un nudo Super Clinch reforzado (también se llama mejorado) a una de las anillas de un emerillón que podría ser un rolling Colmic del nº18 para 14 Kg. A la anilla opuesta del emerillón le hacemos el mismo nudo pero con una de las puntas de un bajo de una longitud de 1,5 m y con la otra punta del bajo, hacemos el mismo nudo (también puede ser un Palomar) a una grapa. El bajo en mi caso, suele ser un monofilamento de un 0,28 o un 0,30 de la marca Asso Dominator pues estamos hablando de la pesca en otoño-invierno.
Con la caña estirada, cogemos la grapa, la abrimos e insertamos la gaza de un aparejo de fondeo, cerramos la grapa y vamos soltando línea hasta que el plomo toque el fondo. El aparejo de fondeo es el de la figura siguiente y su longitud suele ser de 1,5 m.
 
 
Cuando el plomo toque fondo, damos vueltas con la manivela del carrete hasta que la línea esté tensa y la caña coincida con la postura que hemos elegido y que podría ser la figura siguiente.


Para dejar el aparejo fijo y que no se nos agarre en el fondo, una vez tenemos la línea tensa, abrimos el cepo del carrete y con la línea hacemos dos ballestrinques como el de la figura siguiente y así ya tendremos el calado fijo.


Ya buscado y fijado el calado, recogemos línea, abrimos la grapa, quitamos y recogemos el aparejo de fondeo y metemos en la grapa la potera elegida.
El aparejo de fondeo lo recogemos en una plegadora y nos quedaría como en el siguiente gráfico.

El aparejo ya con la potera colocada sería el de la imagen siguiente. Se recomienda que el largo del bajo sea de 1,50 m al igual que el del aparejo de fondeo, con lo que la potera quedaría aproximadamente a 1,50 m del fondo.



Este aparejo es el que más me gusta a pesar de que los pajaritos tienen un rendimiento muy bueno, pero a mi me gusta mucho más pescar con la potera, pues aparte de considerarla como la variante más "pura" en este tipo de pesca y sentir mejor el peso de la potera sola, es una actividad que cansa ya que hay que ir probando aguas (ir subiendo la potera a diferentes calados), hacer muchas "largueras" (subir la potera a flor de agua, abrir el cepo y lanzarla en diferentes direcciones que en esencia son caceas, ya que recorre desde la superficie del agua hasta 1,5 m del fondo), cambiar las poteras de color, etc.

Otro de los aparejos más utilizados con caña larga es el de colocar un bajo con una potera en un extremo y un pajarito libre en un tramo de 30 cm o más con 2 emerillones que hacen de topes. A veces se ponen 2 perlitas para evitar que los nudos Super Clinch reforzados que van en las anillas de los emerillones, se incrusten en la anilla del pajarito. Es el de la figura siguiente.


Hay ocasiones en las que los jibiones son reacios a las poteras y a los pajaritos y que entran mejor a la carnada. Además de la consabida varilla, suelo hacer un aparejo que me suele dar resultado y que es el de la figura siguiente en el que se aprecia una pata del mismo diámetro que el bajo con un anzuelo empatado al que se le inserta media sardina que puede ser fresca y haberla echado sal gorda unas horas antes o haberlas echado sal y congelarlas en tapers con una cantidad determinada para cada jornada en previsión de inexistencia de sardinas en el mercado.


La pata con el anzuelo suele ser del mismo diámetro que el bajo, es decir, de monofilamento del 0,28 o del 0,30. Para unirlo al bajo propiamente dicho se emplea el nudo Cove o de agua que detallo a continuación.


La forma en que se encarna la media sardina por fases es la siguiente.


Y así sería el acabado final.


Los tapers que llevo cada jornada suelen tener 10-12 medias sardinas congeladas, previa su puesta en sal unas horas y escurridas y son como el de la imagen siguiente.


En estas épocas llevo siempre macizo o mazacote  como el de la figura siguiente y para verterlo, deberemos tener en cuenta si hay mucha deriva en cuyo caso es mejor meterlo en un trozo de media de mujer con una piedra y bajarlo a la profundidad deseada con la ayuda de otra caña con carrete. En caso de no haber deriva (casi siempre producida por la mar de fondo), echaremos el macizo poco a poco con la ayuda de una cuchara.


En este tiempo suelen salir buenos "tubos", por lo que si acudimos a una puesta que esté relativamente cercana al agua, llevaremos un redeño telescópica como el de la figura siguiente. Tengo uno de 8 m y en el fondo de la red lleva cosido un plomo para que el oleaje no levante hacia arriba la red, sino que esté siempre tirando hacia abajo cuando queramos meter dentro del mismo algún ejemplar considerable.


El material que utilizo esta temporada es el siguiente. En primer lugar tengo una caja en la que llevo poteras DTD, poteras de hilo, diversos pajaritos, plomillos para lastrar los pajaritos, emerillones, grapas y anzuelos.


Las poteras de hilo son las siguientes.


Las poteras DTD son las de los 2 gráficos siguientes y van pero que muy bien.



Los pajaritos son los siguientes pero sólo uso los DTD.


Uno de los compartimentos lo destino a los anzuelos para las medias sardinas, las grapas, los emerillones y algún plomillo para lastrar los pajaritos.


En una bolsa de plástico llevo 2 peces DTD Soft Glavoc, barras de luz, agua con un poco de colonia para limpiar las poteras o los pajaritos, cepillo de dientes, una navaja y 2 María Princess con babero.




En otra bolsa llevo los monofilamentos para los bajos, las pilas que van en un taper y las linternas.





Todo este material lo llevo en una mochila "Quechua" incluído el taper con las medias sardinas que va en bolsa aparte. El macizo lo llevo en la mano y si llevo redeño también aparte como es lógico. La caña la llevo incorporada a un costado de la mochila ya que posee dos correas para amarrarla.


Para terminar, mostraros un ejemplar que me hizo sudar de lo lindo. Me agarró al DTD rosa de 11 cm y decir que la servilleta es de 15x15 cm pero que de la punta o cola a los ojos mide aproximadamente media servilleta. Creí que era una hierba o un trozo de alga. Vaya huevos que tienen estos bichos!


SALUDOS A TOD@S Y QUE MEJORE ESTE TIPO DE PESCA... AL MENOS POR AQUÍ