lunes, 27 de enero de 2014

SEPTIEMBRE DE 2.013. PARTE II

¡Hola otra vez compañer@s! Menos mal que dije hasta pronto... ¡Si desde que ensillo hasta que monto se me escapa el caballo! ¡Jajaja! Pues nada, que ya ha pasado hasta el dígito del año y un mes más. Así que vamos al lío...

22 DE SEPTIEMBRE DE 2.013

Como es de agradecer, comenzamos el día con un magnífico amanecer... No si al final, me sale en verso, ¡jajaja! La mar, que estaba de cambio al igual que el clima, no estaba tan satisfactoria por su irregularidad como es visible en esas espumas de los golpes que entraban cada ciento en viento.  

Una vez más, acudimos Miguel y el menda a una de nuestras habituales jornadas en pos de los espáridos. Esta fue la primera zona de lastras donde lo intentamos y tras el dinamismo de primera hora, una vez que cesó la actividad sarguera y nos aburrieron las bogas, decidimos cambiar de roquedo.

 
A media mañana el tiempo, que andaba loco, quiso torcerse y se nubló. Asimismo la mar también se movió de superficie por causa del viento de noroeste. Y nos costó decidir donde apurar la jornada. Por fin acabamos en estas lastras, en las que se observan a los pájaros de las imágenes superior e inferior.


Éste creo que es un "correlimos" y no le despertaba mucho interés el macizo de sardina. Fue un día de actividad sarguera irregular. A primera hora con el amanecer cogimos unos cuantos seguidos y después en el segundo pesquero fuimos robando alguno alterno.

Aún así, conseguimos reunir una cestilla muy maja en esta anómala jornada de domingo. No había ningún perrón pero sí algunos majos.

Para estas horas había vuelto el sol que cegaba a Miguel en la foto de archivo, de ahí la importancia de la visera, ¡jajaja! Una bonita pesca para ser por la zona y con una mar tan cambiante.

22 DE SEPTIEMBRE DE 2.013

Ésta fue una jornada espectacular de nuestros compañeros Iker y Akeitza, el mismo día que la narrada anteriormente. Acudieron al mediodía a una zona de pedregal en la que aprovecharon la jornada para conocer el extenso escenario de pesca. 

Pescaron de forma itinerante aprovechando la marea. Y para cuando se quisieron dar cuenta tenían semejante carga de sargos y a tal distancia del coche que les cogió la noche en el itinerario de vuelta.

Ésta es la imagen a la mañana siguiente de la gran pesca que hubieron de repartir bien en las dos mochilas para transportar, ¡tela marinera! A este paso vais a tener que llevar yaks y porteadores macho...

Pescaron alternando bajos del 0,23 y 0,20 mm de Neox con los dos modelos de cañas de las imágenes, la Veret Arcadia roja de 7,30 m y la Nou Cast Aquil de 6 m. Los calados de pesca oscilaron entre 1,5 m y los 4 m, con una lastrado en la sokala entre 2,5 y 6 gramos. Pudieron comprobar cómo la Veret se mostró mucho más potente a la hora de dominar la pieza y de "dispararla" a seco al izarla. Y como ocurre en nuestra cuadrilla, son de la opinión de que el pescado cuanto menos tiempo en el agua mejor. Así que para estas alturas Akeitza ya ha optado por cambiar de vara, en este caso una Veret similar a lal de su compañero.   

Por mi parte compañeros, sólo me queda quitarme la visera ante vuestro buen hacer, zorionak! El mismo día que nosotros hicimos la pesquilla anterior, vosotros la armasteis a base de saber buscarlos y de daros buena soba. Y por cierto, a esos que dicen que la pesca no es deporte, les mandaba yo de un saltillo con vosotros, ¡jajaja!

28 DE SEPTIEMBRE DE 2.013

El sábado de autos salí de pesca en solitario sin apenas madrugar. A esta atalaya llegué tras una primera parada en kobaron. Y éste es el panorama que presentaba el archiconocido y visitado pesquero a la salida de Castro Urdiales poco después de las ocho de la mañana. La imagen de la zona de pesca expuesta donde habitualmente miramos el estado de la mar daba pavor, más cuando el oleaje llevaba así ya varios días. Aún y así, decidí bajar e intentarlo un rato ya que, nada más saludable que una mañana junto al medio. 

El incentivo esta vez era probar en estas condiciones a priori tan poco propicias. Éste fue el primer punto de pesca. La elección era fácil, donde más pegaba, ¡jeje! Macizo de sardina a la roca para que lo lavara la mini ola, aparejo del 0,20 mm y pescando como los indios, sólo asoman las plumas por encima de las rocas, ¡jajaja! Como se observa estaba pulso, así ni hacía ruido al apoyar el corcho. 

Al de poco de empezar ya habían asomado estos 4 glotones. Estaba con poco calado y en cuanto los notaba, les dejaba comer y con el golpe seco de la clavada, los sacaba a flote sin dejarlos coger agua y para fuera. Me fui moviendo por la lastra probando los txokos con "más color". Como es lógico, perdí piezas, 2 de ellas me rompieron. 

Lo gratificante de la jornada no es la magnitud de la pesca, sino en qué condiciones comió el pescado. Lo que salió para cómo estaba. Son cosas inexplicables, ya que, ¿cuántas veces está con unas condiciones mucho mejores y no somos capaces de dar con ellos? Siempre que pasa esto la duda es, ¿qué hubiera pasado si llego un rato antes? 

Me encanta esta imagen. Está tomada sobre las doce de la mañana de camino al coche. No recuerdo haber visto nunca esta perspectiva con la mar tan plato. Se aprecia perfectamente el calado del fondo y su composición.

Y aquí os despido hasta la próxima sufridores. Para ser sinceros, a ver si recopilamos algo de material gráfico decente porque por ahora estamos saliendo poco y pescando menos aún. Y más yo, que ya llevo unas cuantas semanas en el dique seco, quiero decir sin salir a corchear porque lo que es seco precisamente no, ¡jajaja! La cuestión es que desde reyes arrastro un pinzamiento cervical que me las ha hecho pasar putas hablando en prosa. Hablando de las fechas de los de oriente, en la comida familiar puede respirar aliviado al ver que el "tema" me viene "de origen genético" al ver a mi abuela Asun beberse el champán de un trago con sus 93 primaveras. ¡Aupa yaya! ¡Mi pequeño homenaje para ella!


Bueno compañeros, tras este inciso, ahora sí que sí me despido. A acabar de recuperarse y a darle caña en cuanto el tiempo nos dé un respiro. ¡Buena pesca!

lunes, 20 de enero de 2014

18-1-2014: PESCA INESPERADA

Este sábado fuímos Miguel y el menda ya que Gorka aún no estaba en condiciones de aguantar la caña con su brazo medio recuperado por culpa de un pinzamiento cervical.

Con el tiempo ventoso y fuerte mar de fondo con series espaciadas y tras ver la mar en la depuradora de Castro Urdiales, miramos la mar en Arenillas y por fin nos decidimos a ir a Sonabia a la zona de la imagen de archivo.



Venían unos golpes muy fuertes pero en las largas belladas el agua tenía un color excelente. Fuimos por descarte ya que en esa zona, estábamos resguardados del viento aunque sin mucha moral pues hace casi dos semanas estuve en la misma zona pescando y sin enguadar saqué dos sargos seguidos, pero tras echar dos paletadas de macizo, las bogas me hicieron la vida imposible.

Preparamos los aparejos que fueron como el que se representa en la imagen siguiente y el calado de pesca fue entre 6-7,5 m y ocasionalmente con 3-4 m por si las moscas, pero con menos calado no querían.


Aquí pescamos unos 20 sargos y algunos de muy buen tamaño. En cuanto empezó el cambio de marea, se negaron por completo, así que nos fuimos a echar el macizo sobrante a otra zona de cantiles por la zona que se refleja en esta otra imagen de archivo.



Aquí estuvimos pescando a pulso con aparejos como el de la imagen siguiente.


Por esta zona pescamos otros 10 o 12, no lo se seguro. Aquí picaban mucho más espaciados, por lo que tampoco nos lo zurramos mucho, así que a comer un bocata con una birra.

Además, como llenamos el cubo, tampoco era cosa de pescar más y encima, para luego regalarlos. En la imagen siguiente, la pesca conseguida.




Miguel llevó enguado de sardina picada y yo de sardina picada mezclada con miga de bonito. Miguel encarnó con cangrejillo congelado y gamba y yo con filetes de anchoa en salazón y picaron indistintamente a los tres cebos.

La verdad es que me siento un poco más motivado ya que he ido algunos días por nuestra zona y he venido aplicando lo de si hay bogas, me voy y es que por esta zona ya no se marchan en todo el año.

Hasta otra sufridores-as.

viernes, 10 de enero de 2014

MISIÓN CUMPLIDA

A partir del artículo que pusimos en el blog el 16-12-2013 y que se titulaba "URGENTE", hemos recibido numerosos correos y mensajes y la mayoría se mostraba preocupada ante una posible falta de suministro de sardinas en la empresa Congelados Ibáñez de Santoña. Les contestamos a todos, que tranquilos, que los tiros no iban por ahí, sino que habíamos pensado en regalarle una placa a Hans, el encargado de la fábrica, por el excelente trato que nos ha dado a los que hemos ido por allí a suministrarnos de sardina congelada. Por lo tanto, no lo iba a poner en el blog pues seguro que se hubiese enterado. Aclaro que Hans se marcha de la empresa y que hoy, viernes 11 de enero, trabajaba el último día en la empresa.
Así pues, primero agradecer a todos los que nos habéis contestado y segundo que voy al grano.

Este jueves día 9 de enero del presente año, me acerqué por la tarde a Congelados Ibáñez y le entregué la placa que véis más abajo, en nombre de TODOS los corcheros del Cantábrico que pasamos por allí y que no somos pocos.



Me pareció que le cogí de sorpresa y cuando lo vió, creo que se emocionó. Nos dió las gracias a todos y que le iba a responder? Pues que gracias a él.

Estuve con su sucesor, al que ya conocí la última vez que fuí a por sardinas y que se llama Marcos.

Hans, que te vaya bonito y un abrazo, amigo y a Marcos mucha suerte y que nos veremos.

sábado, 4 de enero de 2014

LA MAR HOY 4-1-2014

EN MUSKIZ



video


EN BARRIKA

video

jueves, 2 de enero de 2014

REMEDIO CASERO

A veces ocurre que un carrete viejo del que no hay recambios, se nos rompe el muelle del pik-up y es engorroso buscar uno que valga. Me refiero al muelle que va en la zona del guíahilos y que va oculto y que hace que el pik-up se abra para lanzar y que una vez lanzado el aparejo, hace que el pik-up se cierre al dar a la manivela.
La siguiente imagen es para definir conceptos sin más.



En la siguiente imagen (la marca del carrete ha sido borrada pues no se trata del carrete objeto de este remedio casero, sino que es sólo como ejemplo), se ve como cortamos el pik-up por dos sitios; en el de la izquierda lo cortamos a ras y a la derecha le dejamos unos centímetros. El resto es fácil de deducir.



En la siguiente imagen vemos como quedaría el pik-up cortado en la zona del guíahilos con un trozo del pik-up y la distancia que debe de haber al armazón.



Y en esta otra imagen vemos el pik-up cortado a ras del armazón de la izquierda o parte opuesta al guíahilos.



Aquí vemos claramente la distancia entre el extremo del pik-up cortado al armazón en la parte del guíahilos.



Con este remedio casero, sólo tendremos que sacar la línea para lanzar y volver a meterla manualmente. Y funciona de maravilla.

S2