domingo, 24 de febrero de 2008

LO DEL ESTADO DE LA MAR YA ES CRÓNICO

El sábado día 23 no vino Gorka a pescar, por lo que fuí a coger unas quisquillas para el domingo, que junto a unos cangrejillos o gamusínes vivos, unas gambas, unas anchoas de lata y un bote pequeño de mazacote, era material de lujo para intentar pescar, así que el domingo 24 quedamos en Muskiz a las 5 de la mañana. Hicimos el trasvase, del coche de Gorka al mío, de la cesta, la caña y el chaleco de los aparejos y rumbo al oeste, hacia Cantabria.

La primera parada para observar la mar fué en Ontón, en la zona donde estaba el antiguo cargadero de mineral y como ya es habitual, las condiciones eran pésimas: viento del sureste y marejada acompañada de una mar de fondo con unos trenes de olas fortísimos, acompañadas de largas belladas.

Para cercionarnos aún más de como trabajaba la mar, nos fuímos después a la salida de Castro Urdiales, después a Sonabia y luego a Arenillas y la verdad, una vez más, es que habría que pelear para salvar la papeleta, así que decidimos ir a los cantiles de la rasa costera de Islares ("ideal para andar con tacones"), con puestas de mucha profundidad y buscando las zonas en las que a medida que baja el agua, se forman turbulencias en algunas rocas que emergen del fondo, pero sin descubrirse aunque sean bajamares grandes.

Llegamos de día a pescar, lo que indica la dificultad que tuvimos para buscar una puesta decente. Esta vez, estuvimos limitados para haber recorrido a gusto la zona, ya que había muchos pescadores por allí.

En esta ocasión y dado que los ratos de calma eran relativamente largos, decidimos pescar a boya en vez de pescar a pulso. A pesar de los golpes, el agua se quedaba clara en los períodos de calma, por lo que empleamos bajos del 0,205 mm, un plomillo de 4-5 mm de diámetro y tres plomillos de lastre en la línea de 6 mm, un anzuelo revirado a la derecha de color negro del nº1/0 de Asari, con un corcho de champán de 70 mm de largo. En la foto, se me ve como pongo la caña paralela al cantil para arrimar la boya a la roca.

Pescamos unos sargos y obladas, tal y como se puede observar en la fotografía adjunta. La verdad es que no nos quejamos para como estaban las condiciones de pesca.

Para el sargo empleamos un calado de pesca variable entre los 3, 4 y 5 m y para las obladas, uno de 1 m, con un plomillo de 3 mm de diámetro y un anzuelo recto, acabado niquelado, de crystal, modelo 515-N de Mustad del nº2.

Esta vez pescamos la gran mayoria de los peces encarnando con quisquilla. En la imagen inferior detalle de las quisquillas en el cesto con viruta o chirlora de madera blanca, en este caso de pino, y gráfico del modo de encarnar dos quisquillas, una por la cola, otra por la cabeza y zonas ventrales adosadas.

Dejamos de pescar a las 12, ya que estimamos que ya habían sufrido bastantes los riñones con unas posturas de pesca muy fatigosas, como la de la imagen inferior, por lo que decidimos acercarnos a Muskiz, a tomar un caldo y unos pintxos donde nuestros amigos Ana y Javi, en el bar Chapelet.

Esto es todo... hasta este próximo fin de semana. Bueno todo no, os dejamos este vídeo de regalo que filmó Gorka, de como rompían los maretones en un entrante de la rasa costera de Islares.


video

viernes, 22 de febrero de 2008

ACTITUDES DEL GATO BARCIANO

"De espaldas a la realidad"

"De espaldas al bar de Mª Joaquina"


"Atrevimiento"


"Arrepentimiento"

lunes, 18 de febrero de 2008

OBLADAS SI QUE HAY Y CASI BOLOS TAMBIÉN

El viernes 15, Gorka pescó una buena ración de quisquilla y el menda pasó a recoger los cangrejillos por la tienda de Diego (Planeta Azul) en Portugalete, donde fui atendido amablemente, como siempre, por nuestro amigo Oscar.

De vuelta a Muskiz, pasé por la playa de La Arena y estaba la mar como un balde, por lo que por la noche quedé con Gorka y decidimos marchar a las 3 de la mañana a pescar. ¿Motivos? Pues al estar la mar bella, pensamos que igual entraba algún sargo o sino alguna oblada o txitxarro de noche y que como la bajamar era a las seis y media de la mañana aproximadamente, habría algo más de rompiente en una zona submareal.

Dicho y hecho y a las 3,30 h del sábado, estábamos a la salida de Castro Urdiales a ver la mar y nuestro gozo en un pozo, ya que la mar se había movido y había mar de fondo del este. Estuvimos en un tris de irnos a casa, pero ya levantados decidimos irnos a probar suerte.

Optamos por tantear la costa de Ajo a la que hacía tiempo que no íbamos y decidimos ir a la punta de Urdiales, ya que es un tramo de costa orientada al oeste-noroeste, con lo que los golpes de mar de fondo del este, romperían de costado y no de frente y la verdad es que en ese sentido acertamos pues no estaba tan malo para pescar, aunque se quedaba algo claro en las belladas.


Gorka se puso en una puesta en la que se forma un babero del que sale una lengua de espuma hacia afuera, para tratar de hacer entrar a las obladas y lo consiguió, pescando unos cuantos ejemplares de buen porte. Al alba, cambió el aparejo y probó suerte con el sargo sin ningún resultado por lo que decidió volver a las obladas que había mantenido en la rompiente macizando con un puñín de quisquillas en intervalos de cinco minutos.

Yo, por mi parte, me decidí por ir cambiando puestas para tratar de capturar algún sargo, pero no los había y sólo logré pescar dos. Encima, en una zona que cebé con mazacote, me entraron las bogas. ¡La madre que las parió! ¡Ya están otra vez...!


Parece mentira que a pesar de la riqueza en comida de las piedras del roquedo no hubiera más sargos. Se puede ver en la imagen las piñas de percebe en una de las grietas.

Así pues, sólo macizamos con quisquilla. Gorka empleó bajos de 1 m de largo del 0,205 de Fendreel, con un plomillo de 3 mm de diámetro y un anzuelo Mustad, recto, acabado niquelado, tipo crystal, del nº2, modelo 515-N y quisquilla de carnada; y yo uno del 0,225, de 3 m de largo, un plomillo de 5 mm de diámetro y anzuelo revirado a la derecha, acabado en negro, marca Asari del nº1/0 y cangrejillo como carnada.

Los sargos brillaron por su ausencia y cuando no están, no están y eso que conozco la zona desde hace 40 años y sé hasta donde duermen. En fin, una bonita cesta de obladas y únicamente dos sargos de no gran tamaño.

El domingo día 17, otra vez al ataque a las 4,30 h. Examinamos la mar en el mismo punto y estaba parecida aunque había bastante viento del sureste, por lo que para evitarlo, nos fuimos otra vez hasta Ajo, zona ésta en la que los vientos de dicha procedencia no suelen afectar y en eso también acertamos, pero los peces brillaron por su ausencia.

Estuvimos en La Sorrozuela a bajamar en una zona que mueve la arena y hay rocas en el fondo y no estaba tan malo. El resultado fue una dorada de escaso porte que pescó Gorka y que fue devuelta al agua.


Después, ya rebotados, nos fuimos a La Ojerada por ver si había algún txitxarro o alguna oblada y nos volvimos a encontrar con las bogas y yo pesqué un sargo mediano, así que casi bolo. Lo llaman La Ojerada por los dos arcos naturales que se pueden ver en la foto.

A través de los "ojos" de la caverna se accede a la lastra. Está vez me quedé en un lugar fijo y Gorka estuvo cambiando de espuma en espuma sin resultados más que el de los odiados teleósteos acaptonterigios de cuerpo comprimido: Boga, boga, marinela....!



Esta puesta no suele dar muchos sargos y eso que también tiene buena comida como los percebes de la imagen. Sin embargo es muy pródiga en obladas y txitxarros, pero insisto una vez más, que el viento del este para los pollos.


Después del "éxito" y guiados por el olor del queso picón, nos fuímos a desayunar al Bar La Terraza en Ajo, donde nuestro amigo Pedro Luis, ya que invitaba Gorka que ese mismo día hizo 30 años (la mitad que yo) ¡¡¡Felicidades tío!!!.. (tío: por ahora de una, la de la foto, y sin tardar de dos más de golpe). Allí estuvimos platicando un rato con nuestros amigos "Piti" y Anselmo que como no puede parar quieto, había pescado a la cacea, una bonita lubina de algo más de 2 k. y es que el que sabe, sabe.

Estando allí, nos llamaron nuestros amigos barcianos Carlos Redruello y Pepe "Pin" que estaban pescando por Cantabria y nos dijeron que no había peces tampoco, como también nos comunicaron los veteranos Marce Prieto y Tontxu Setién que habían estado por la zona de Cerdigo y pescaron 5 jargüetas. ¿Vendrá una mala racha? ¿Será por la reproducción? ¿Tendremos que aplicar el viejo refrán de los antiguos corcheros que decían: "En enero y febrero, la caña en el alero"?. Puede ser.

jueves, 14 de febrero de 2008

A NUESTRO AMIGO TOÑO. TPSK (El blog de Toño))

Amigo Toño,

Tanto Gorka como yo, estamos totalmente de acuerdo con el artículo "Contra viento y marea" (este término es de creación propia) que has publicado este pasado miércoles día 13 de febrero. Ya vemos que ni siquiera te has molestado en permitir los comentarios, quizás porque no merece incidir, pero a nosotros nos parece oportuno.

Si hacemos un blog es para intercambiar información, conocer nueva gente (aunque en algunos casos no físicamente, pero todo se andará), tratar de que los que visitan el blog pasen un rato ameno, como lo hacemos nosotros con los de los demás, conocer formas de pesca, cebos, lugares, atender o hacer preguntas, etc. etc. y sobre todo lo hacemos porque nos gusta. Eso sí, creo que lo hacemos sin ninguna pretensión de ser los mejores, ni para presumir, ni vacilar a nadie, (excepto a nuestro amigo Carlos Redruello por la confianza que nos une e intercambiando bromas sanas) aunque manteniendo siempre un sano instinto de superación.

A mis años, no pretendo ser ni el mejor, ni el peor, ni el mediano, porque nunca he creído en esas comparaciones infantiles y porque nunca he ido a competir ni a tratar de dejar a nadie en ridículo (porque también me podrían dejar a mi si fuera el caso), y creo que he sido capaz de transmitir esto a mis discípulos como Gorka, ya que nuestras pretensiones siempre han sido el intentar pescar, hacer ejercicio, contemplar paisajes costeros maravillosos y dejarlos guardados como oro en paño en el ordenador o anteriormente en álbumes de fotos, conocer nuevos pescadores de dentro y fuera de mi provincia que me han deparado unas buenas amistades, enseñar a pescar a mucha gente y compartir unos buenos platos después de una jornada de pesca, porqué no? o tomar unos vinos hablando de pesca.

Dices que vas a seguir publicando mientras puedas y te diré que puedes y debes seguir haciéndolo, primero por tí, porque te gusta, segundo porque no nos puedes dejar a todos tus visitantes del blog sin tus estupendos artículos y tercero porque es una forma de incordiar a todos los gochos engreídos faltos de "agricultura" que van de listillos y autosuficientes… y para que se jodan. Hay un refrán muy bueno y que es casi infalible: "Díme de lo que presumes y te diré de lo que careces".

Bueno Toñin majo, tranquilo, a seguir con lo nuestro y ánimo.

Dos cordiales abrazos, de los de verdad.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Pescadores y Detalles

No todo van a ser jornadas de pesca detalladas, sino que vamos a presentaros algunas fotos de pescadores (también hay pecadores) y detalles. Si todo funciona como debe, al pinchar sobre cada imagen se ampliará de forma que podais ver con más detalle, sobre todo los "moros".

En la primera de ellas, se puede ver a Maite, la compañera de Ramontxu, con uno de los 6 perrones que pescó con gamba, en el faro de Sardina en Gran Canaria, en las lastras que se ven al fondo de la imagen.

Sin embargo, en aquellos lares que no bares, la mejor carnada son las pinzas de los cangrejos moros que se ven en esta segunda imagen.

En la tercera, podéis ver a nuestro amigo Luís "El fonta", con dos sargos guapos en su meteórica progresión en la pesca a corcho.

En la cuarta, está nuestro viejo amigo y experimentado pescador Marce Prieto con un perrón de 1,600 k.

La quinta, nos la mandó Rubén Elortegi, para demostrar que también a las obladas les gustan los filetes de anchoa en conserva (ver página 165 del libro) y ¿a quién no?

En la sexta, otra vez a Rubén con una dorada y la famosa caña Veret Arcadia, que fué anillada por Juan el de El Repunte de Avilés.

En la séptima, otra vez a Rubén con una lubina... ¡Oye Rubén ya vale no! Ese día hacía fresco eh?

En la octava, se le ve con aire triunfal a Javi Rodriguez Larrucea, con una bonita pescata, pero ¿quién no nos dice que las pescó Ricar López Larrea, el presidente del Club Deportivo de caza y pesca Arraintxori de Muskiz? Mmmmmm....no sé, no sé… ¡que éste es muy desobediente!... ¡Eres la leche Ramontxu! No seas así, que para un día que pesca… ¡Javi, que así se te va a caer el donut!

Como podéis observar, la gente no se duerme en los laureles y viene apretando fuerte, cosa buena, ya que hay que pensar también que cuando no se pesca, por lo menos se hace ejercicio, se madruga, se ven lugares preciosos, se pueden fotografiar (si se dispone de cámara y ésto va para algunos), se puede compartir un buen hamaiketako (desayuno a las 11 h) o cantar esa de: "Vamos a contar mentiras, tralala...".

Este miércoles día 13, Ricar López Larrea y Javi "El sonriente" pescaron en Cerdigo unos sargos como podeis ver en la imagen, además de la puntera de las botas, que si bien no eran de gran porte, viendo como estaba la mar en la foto, no cabe duda de que tiene un gran mérito.

Y es que el personal, como se viene superando!. Yo creo, que a los jubilatas, habrá que restringirles los días de pesca entre semana, porque nos van a dejar la costa como el "Prestige".

lunes, 11 de febrero de 2008

DOMINGO 10-2-2008. VACAS FLACAS

El primer lugar, decir que el sábado madrugamos, vimos la mar, no sin dificultad por la densa niebla existente, y nos fuímos a casa sin pescar, para ver si mejoraba el domingo, ya que estaba la mar bastante quedada pero con maretones.

El domingo y como teníamos quisquilla viva para probar si había alguna oblada y chicharro, no nos quedó más remedio que tratar de pescar, pero no con ganas, porque como hemos dicho otras veces, estamos hartos de que la mar nos indique donde debemos pescar y no donde nos gustaría.

Madrugamos a la 4,30 h y nos fuímos al Redombar, cerca de casa y trás un largo examen, decidimos bajar a dicho lugar, aunque seguían las belladas pero con algo más de golpe que el sábado. A propósito, hay un pescador con un coche Seat Córdoba BI-8202 CNS que parece que no quiere saludar y al que vemos mucho últimamente.

Macizé, preparé el aparejo y corcho al agua, mientras Gorka esperaba resultados sin aparejar. Trás estar media hora sin picada, algún golpe que nos hizo movernos lastra arriba y viendo que la boya iba, tanto de izquierda a derecha como de derecha a izquierda como un fórmula-1, decidimos cambiar de puesta y nos decidimos por una lastra muy inclinada a la salida de Castro dirección Cerdigo.

La lastra estaba francamente peligrosa por el rocío y a pesar de tener una cuerda para bajar, dejamos pluma en forma de pantalones con la culera llena de barro, como se puede ver a Gorka en la imagen, y algun que otro descosido.

Y aquí le teneis al chaval, con muchas canas, pero como si los años no hubiesen pasado, para algunas cosas eso si, porque trampas tiene para rato. Fijaros bien que es Ramontxu.

No nos convencía la puesta, pero en las puntas y frentes había mar de más, por lo que bajamos esperando que a medida que la mar bajase, habría más rompiente, pero la verdad es que se quedaba bello. Bajo estas líneas momento de golpe y bellada.

Macizamos, corchos al agua y el resultado es el de la foto, poco pez y a mí, me destrozaron las bogas. Todas las pescó Gorka y eso que cambié de puestas, pero ni por esas querían.

Pescamos con un calado de unos 4 m y a veces más, alternando con calado de 2 m para arrimar la boya a la misma piedra en las quedadas, pero no hubo forma. De noche empleamos el 0,225, después el 0,205, para acabar con el 0,185. Conclusión: picadas muy espaciadas y ausencia de bálamos. Anzuelo Asari del 1/0 y después Mustad recto 515-N de crystal. Plomillo de 4 mm de diámetro y línea plomeada, aunque en las belladas no hacía falta y corríamos los plomos de la línea hasta ponerlos pegados a la boya. Engodo de macizo de anchoa y quisquilla viva. Cebos de cangrejillo, quisquilla, gamba y anchoa, o sea, a la carta pero sin comensales.

Encima, estaba el agua llena de muiles, pero el pan en casa. Una pena porque tengo ganas de comerme uno asado con refrito o cocido con mahonesa. Tendré que esperar.

Mal sabor de boca, pantalones a la lavadora y con más ganas para el próximo fin de semana. Así es la pesca aunque no para todos. Aquí tenemos a la sobrina de Gorka, Sofia que ésta siempre pesca y de que manera en el plato, un cielo.

jueves, 7 de febrero de 2008

LOS HILOS DE PESCA EN LOS BAJOS DE LÍNEA

Cuando pescamos a corcho, básicamente, podemos confeccionar los bajos de línea, punteras, terminales, gametas, pipios o socalas con dos tipos de hilos de pesca: monofilamentos o fluorocarbonos. Dentro de la amplia gama que ofrece el mercado de ambos productos, vamos a referirnos a dos de ellos que nos parecen los más idóneos: el monofilamento Fendreel de Colmic y el fluorocarbono Seaguar FXR.

En el cuadro adjunto, podemos ver los diámetros con que se fabrican, sus resistencias y la capacidad de las bobinas con que se fabrican. Se reflejan las capacidades de bobinas que habitualmente llevamos en el chaleco en las jornadas de pesca, ya que, la Fendreel también hace bobinas de 300 m y la Seaguar creemos que recientemente ha hecho bobinas de 100 m. aunque no lo sabemos con certeza. En cuanto a precios orientativos decir que ayer compré en la tienda de pesca Portillo, en Castro Urdiales, una bobina de 150 m de Fendreel del 0,225 mm y me costó 7,60 €. El Seaguar FXR en bobinas de 50 m viene a salir alrededor de los veintitantos euros en los diámetros comprendidos entre el 0,23 y 0,33 mm.

A continuación vamos a exponer las principales características de cada una de ellas, según los fabricantes y vendedores.

FENDREEL.- "Monofilamento japonés de alta resistencia, color rosa invisible en el agua. Este nuevo copolímero tiene una total ausencia de memoria. Está tratado contra los rayos ultravioleta. Es una línea ideal para todo tipo de pesca. No tiene memoria mecánica, por lo que se evitan las deformaciones en espiral debidas al rebobinado. De color rosa invisible al agua, este copolímero muy suave, está tratado anti rayos UVA. No sufre abrasiones y en el nudo es muy resistente. Perfecto para la pesca en el mar".










SEAGUAR FXR.- "Como es sabido, el SEAGUAR es una garantía de calidad dentro del mundo de los fluorocarbonos. Este año nos presenta un fluorocarbono revolucionario llamado FXR que es aún más resistente, más suave y más invisible. Desarrollado para la pesca de competición, muestra un gran abanico de diámetros para todos los escenarios y técnicas de pesca. El SEAGUAR FXR posiblemente sea el mejor fluorocarbono del mundo. Las cadenas de polímeros del fluorocarbono SEAGUAR están orientadas en todas direcciones, esto hace que el SEAGUAR sea único en su estructura, con la ventaja de garantizar una mayor resistencia al nudo. Es invisible en el agua y su resistencia es excepcional en cada uno de sus diámetros y bajo condiciones adversas como salinidad y abrasión. El SEAGUAR FXR posiblemente sea el mejor fluorocarbono jamás fabricado".










MIS CONCLUSIONES.- Ahora estamos pescando básicamente con bajos del 0,205 y 0,225 del Fendreel y tengo una bobina del 0,26 del Seaguar FXR que me regaló Carlos Redruello y no lo he utilizado, por lo que no puedo opinar a fondo sobre ella aunque tiene buena pinta. Sin embargo, si he hecho pruebas manuales y visuales. Respecto a las diferencias entre monofilamentos y fluorocarbonos, las principales son la elasticidad, flexibilidad, densidad, resistencia a la absorción de agua, durabilidad, resistencia y precio.

Los monofilamentos son más elásticos y los fluorocarbonos más rígidos y dicha elasticidad depende del diámetro empleado y de la acción de la caña principalmente. Si pescamos con bajos finos de monofilamento (0,185-0,205-0,225) con cañas de acción media, nos irá bien uno que posea una elasticidad media. Por contra si la caña es de acción de punta, el hilo será de mayor elasticidad y si es de acción parabólica, nos valdrá con un hilo menos elástico. En este aspecto me inclino por los monofilamentos. Sin embargo con diámetro superiores al 0,225, el fluorocarbono puede que sea mejor, pues con esos diámetros podemos pensar que se puede tirar más del pez y al ser menos elástico, la clavada sea más seca y firme, siempre que la caña sea dura o acción muy de punta, aunque en este tema no puede haber grandes diferencias ya que se pesca normalmente en distancias cortas y bajos no demasiado largos.

En cuanto a la flexibilidad, los monofilamentos son mucho más flexibles y dóciles. Si agitamos un trozo de monofilamento en el aire en varias direcciones, veremos como "baila" y se "contornea" mucho más que el fluorocarbono, lo cual hace que la carnada del anzuelo tenga mucha más movilidad debajo del agua a igualdad de plomillo colocado en el bajo con el mismo calado y cebo. Su única "pega" es que hay más posibilidades de que se hagan nudos en caso de haber mucho mar de fondo.

El fluorocarbono es más denso que el monofilamento por lo que se hunde más rápido, permanece más lineal debajo del agua y tiene más sensibilidad ante las picadas, pero pescando en corto, me parece que son argumentos exagerados.

El fluorocarbono es más resistente a la absorción de agua que los monofilamentos y se dice que cuanta más absorción, menos resistencia de los hilos, pero la verdad es que de eso, a hablar de que los monofilamentos pueden perder el 30% de resistencia, la verdad, es que me parece una exageración con fines de venta y la experiencia me dicta que nos es cierto.

El fluorocarbono es más duradero que el monofilamento. Puede que sea así, pero a los pescadores asiduos, poco tiempo nos dura una bobina en el chaleco, por lo que la durabilidad no nos afecta. Las bobinas de monofilamento de repuesto, si las guardamos en un lugar seco y oscuro, nos pueden durar la leche.

En cuanto a la resistencia, en el cuadro comparativo, se puede observar como en el caso de estos dos hilos, es mayor la resistencia del monofilamento que el fluorocarbono y con menos diámetro. Finalizo con la diferencia de precio y en lo que no hay nada que comentar porque es evidente.

En cuanto a otros aspectos tales como resistencia a la abrasión, resistencia a los rayos UVA, resistencia al nudo, memoria, índice de refracción, etc., ambos hilos son de alta calidad, competitivos y prácticamente inmejorables. Algunos pescadores argumentan (los fabricantes también) que los fluorocarbonos tienen el índice de refracción muy similar al del agua que hace que eliminen sombras no deseadas bajo el agua y que los hace prácticamente invisibles. Las preguntas son: ¿Por qué no ponen un bajo del 0,26 en vez del 0,205, por ejemplo, cuando las aguas están claras? ¿Por qué cuando pican los sargos con un 0,23, no ponen un 0,285? Si no se ven...... Una duda que tengo es que creo que el Seaguar FXR no tiene hilos de diámetros inferiores al 0,23. ¿Por qué?. Creo que sé la respuesta pero me la callo y que la gente dé el "ídem" (callo) con sus opiniones.

Otra cosa es pescar fino o más vasto, quiero decir con diámetros finos o menos finos. Para nosotros, en fino, son mejores los monofilamentos, por ejemplo con un 0,185, 0,205 o 0,23 y de ahí hacia arriba, igual son mejores los fluorocarbonos.

Quiero dejar claro que no tengo nada en contra del Seaguar FXR, al contrario, me parece un buen hilo aunque limitado en sus diámetros, pero cada pescador elegirá el hilo que más se adapte a su forma de pescar y tanto para Gorka como para mí, el Fendreel nos parece óptimo, por lo que seguiremos con él.