sábado, 6 de diciembre de 2008

VISITA DE MIGUEL TELLERIA

Ayer, viernes 5 de diciembre, nos visitó en Muskiz nuestro amigo Miguel Tellería, un tolosarra veterano y experto pescador de agua dulce, pero que también practica la pesca marítima a corcho.

Ya habíamos contactado por e-mail en otras ocasiones, principalmente con temas como las cañas para pescar a boya. Nos mostró varias cañas, pero la que era objeto de esta visita, entre otras cosas, fue la Anessa de Protako de 7,40 m. La trajo tal y como la compró, es decir, desnuda y sin anillas. A mi me sorprendió el "poco" diámetro del but que será de unos 25 mm. Por lo demás, decir que tiene que ser un alivio pescar con ella, ya que su peso según el distribuidor es de 380 g y así será, pues me dió la sensación de que por ahí le andará el peso.

Otras características, según el distribuidor, son que plegada mide 125 cm, 7 tramos, potencia de pulso fuerte y acción semiparabólica. Habrá que ver que nos cuenta Miguel, cuando le agarre algún sargo de kilo para arriba, para ver su comportamiento.

Por lo demás, nos estuvo comentando la forma de anillarla y tipo de anillas y le dimos nuestra opinión. Hubo un intercambio comercial en el que salimos ganando, pues le dimos unas boyas y unos anzuelos y a cambio recibimos dos magníficos quesos de Idiazabal. Muchas gracias Miguel por el estupendo regalo que probaremos en la costa con un buen vino de Rioja.

Trás tomar unos vinos con Fernando Cuñado, Txitxa y Alberdi por la zona de San Juan, nos dirigimos al bar El Puente, donde comimos Gorka mi socio, Miguel y el menda, donde trás la comida estuvimos un buen rato charlando de pesca, donde nos dimos cuenta de la cantidad de conocimientos que posee nuestro amigo sobre la pesca fluvial y su aplicación en algunos aspectos de la pesca marítima, así como también de esta clase de pesca. La única pega fue que no pudimos degustar las exquisitas lentejas de Begoña, pues Jose Antonio no había dejado ni ripio. Toda persona que pregunta y expone cosas, es positivo y no dudamos que Miguel llegará a ser un gran pescador de mar, si no lo es ya.

Solamente me queda agradecerte tu visita y el buen rato que pasamos y que esperamos verte, no sólo en el blog, sino también algún día por la costa. Qué suerte tiene el malvado, tiene la jubilación a un paso. ¡Pobres sargos!

Y esta es la foto que sacó Gorka para la posterioridad. Lo de la bolsa son los quesos...mmmmmmmm!

12 comentarios:

valladolid dijo...

Hola Ramón. Estoy contigo que lo bueno de la pesca, son las amistades y las comilonas, aunque sea un bocadillo a pie de pedrero. Ya he "oido" las bondades de esa caña, que deber ser una virguería de la técnica, una caña de más de 7 m., bajar de los 500 gr. desnuda y que trabaje un buen sargo, tiene que haber algó mas que carbono. Ya que comentas el anillado de la caña. qué tipo de anillas le has recomendado para dicha caña?. Saludos

Ramón Montenegro dijo...

Miguel: Como te dijo Gorka, mira haber como se comporta la caña con dos tipos de anillas: una con las de salmón y otra con el tipo de anillas que te enseñamos. Las puedes solo colocar sin silicona, las que entren justas pues bien, pero las que estén algo holgadas con trozos de periódico. es con objeto de ver si la caña estirada, marca much adiferencia de flecha entre tener unas anillas u otras. Un saludo.

Ramón Montenegro dijo...

Valladolid: La verdad es que la caña asusta pues tiene un but de 25 mm. La verdad es que no se como responderá con un sargo gordo. Respecto a las anillas, mira el comentario que le hecho a Miguel. La verdad es que to prefiero que las anillas sean de puente alto, por que si llueve, se pega o adhiere menos a la caña la línea que hay entre dos anillas.
Salu2.

SuRK dijo...

Una de las desventajas de la anessa es que por su brillante acabado lacado tiene mucha facilidad para rallarse, motivo este por el que tal vez puede resultar conveniente, yo al menos así lo he hecho, usar tubo termorretráctil para proteger el primer tramo de golpes y ralladuras.

Comentar que hay un excelente análisis comparativo hecho por sargoloco en la web sargoloco team, en el que se describen los pros y los contras de esta caña y la arcadia.

Personalmente la he usado desde marzo, ya en suficientes ocasiones como para tener una idea bastante concisa.

La anessa 7.4 es un portento de ligereza para su longitud, aunque es un tanto "cabezona", quiero decir que hay que equilibrarla un poco si ponemos el portacarretes un tanto atras. Acción semiparabólica, trabajando habitualmente los cuatro primeros tramos de la caña, el quinto empieza a trabajar de forma progresiva a partir de grandes pesos (cerca de los 2 kilos). Conserva avance hacia el mar aun así, pero puede dar problemas con peces a partir del kilo trescientos en determinadas puestas. El pez más grande que he remontado estaba en 2 kg, un muil enorme que tome por robalito, incluso después de verlo emerger, debido a la extraordinaria lucha que me dió y al extraño tono de su lomo. Con estos pesos se percibe debilidad, o más bien falta de reserva (como bien comenta sargoloco en su blog), la caña dobla, y dobla... Seguramente por esta cualidad sea muy dificil de romper, pues va distribuyendo la energía por toda su longitud, habrá que seguir probando. Poco a poco voy perdiendo el miedo a partir, pero parece que no me termino de habituar a esta acción. Por otra parte, disfruto viendo doblar la caña con los sargos de cierta talla, es muy divertido trabajarlos, se alarga el tiempo de lucha y las sensaciones, aunque no les levanta la cabeza salvo que los empecemos a apretar, con el consiguiente riesgo de "embayar" si los dejamos mucho en el agua, una vez hallamos perdido el miedo inicial tiraremos de ella sin compasión para solventarlo.

Otro punto en contra es la facilidad con la que se enreda el hilo en la punta, aunque con un poco de práctica y buenas costumbres corregiremos rápido este inconveniente.

La tengo anillada en puente bajo. Puntera y dos anillas en el primer tramo, dos anillas en el segundo y otras dos en el tercero, resto una anilla por tramo. De esta forma reparte bastante bien. El segundo y tercer tramo son bastante largos para su diámetro, cuestión ésta por la que creo hay que repartir el peso y reforzar con el abrazo de las anillas.

También puede dar problemas ocasionalmente el tapón del butt, al no estar preparado para los inclemencias del agua salada. Recomendable guardarlo en casa y ponerle un tapon de goma.

Creo que esta caña, al igual que la mayoría de la marca protako, está diseñada para rio, y no para las dificultades de nuestra escarpada costa. Los motivos que me inducen a pensarlo, además de su acción semiparabolica y su ligereza, son las los elementos de presentación: el acabado originario de la puntera, en un mechón de pelo al que no se denominar, pero que he visto en repetidas ocasiones en cañas de rio, y el tapón del butt, a rosca y con detalles metálicos fácilmente oxidables. Esta conclusión me hace tener bastante respeto en el momento de remontar pesos elevados.

Una ventaja, no todo van a ser inconvenientes, es su gran capacidad de lance, al ser flexible se comporta como un latigo, siendo capaz de poner la boya en sitios donde otras cañas ni sueñan con llegar.

Bueno, releyéndome, creo he sido bastante crítico, son particularidades de la caña que pueden inicialmente echarnos para atrás teniendo en cuenta su inasequible precio (superior a los 400€) y que se trata de un modelo de 2004, de incipiente obsolescencia, no obstante es una caña que no me arrepiento de haber adquirido. Su ligereza y longitud compensan de sobra las desventajas, y para trabajar sargos hasta el kilo y medio (y qué raro es encontrar ejemplares mayores) se comporta de forma encomiable.

Un saludo.

valladolid dijo...

Todo un alarde de critica, y constructiva, de una caña, muy bueno Surk. Por lo descrito, este tipo de cañas, se asemeja a la grauvell HMC Titanium, 8 m. y 340 gr.desnuda. Muy buena para disfrutar del envite del pez, pero no válida para remontar ni dominar.Saludos

SuRK dijo...

No quisiera que mi comentario resultase engañoso. Las cañas protako, aunque sean de rio, vienen preparadas para trabajar con una cierta energía (o fuerza durante un periodo de tiempo), que en alta gama suele ser suficiente como para manejar nuestros sargos. Con esto quiero decir que hay cañas de rio que pueden servir perfectamente para el mar, por ejemplo las de los salmones. Los rios de china son muy distintos a los nuestros... En ellos hay peces que dejan muy atras en cuanto a lucha y tamaño se refiere a nuestros mayores róbalos.

La anessa es una caña peculiar, estoy seguro de, o al menos eso quiero creer, que es muy resistente, dobla sin esfuerzo aparente, con mucha naturalidad. Como comentaba ya he remontado dos kilos con ella, y no se oyó ningun crujido ni nada jejeje...

Le he visto varias fotos a sargoloco de sargos pescados con ella, a ver si lee esto y aporta su opinión tras el verano, tal vez la haya probado con mayores pesos.

Un saludo.

Gorka García Laza dijo...

Muy buenas a todos! Surk, agradecerte tu gran aportación y de primera mano sobre la caña en cuestión. Por curiosidad, q pez izaste desde altura de 2 kg? Q calladito lo tenías...

SuRK dijo...

Aupa Gorka! Gracias a vosotros por amenizarme este invierno en seco con vuestras jornadas. El pez, como relataba más arriba, era un muil, fue pescado en la Costa da Vela, en las puestas del Monte Facho, denominadas por los ribereños "puestas de los portugueses" por motivos obvios, aquella puesta tendría unos 10 metros de altura, una especie de pulpito sobre el mar que permitía pescar a pique, al muil le acompañaron media docena de chopas (Spondyliosoma cantharus) kileras, un par de rinchas, un abadejo y dos chinfanos grandes. Pesca variada y que disfruté en la mesa en forma de asados, fritos y empanadas, dicen que en la variedad está el gusto, y el pescado de la Vela tiene un gusto especial.

Este agosto estuve por allí de vacaciones. Quité pescado variado, pero no conseguí engañar a ninguna de las místicas presas objeto de mi anhelo, léase róbalos y sargos de dos kilos, que haberlos, por allí, haylos, como las meigas.

Un saludo.

Gorka García Laza dijo...

...pero hay q buscailos. No sé lo q son las rinchas y los chinfanos... pero suenan bien (seguro q viene la enciclopedia Ramontxu y apuntilla), y en total parece una abundante y pesada pesca.
Anoche con mis padres degusté al horno unos sargos del finde y pasó una cosa curiosa q nos había ocurrido sólo una vez más hace dos meses. Y es q estaban con la carne tiesísima, a mi gusto deliciosos, incluso dando la impresión de ser otro pescado tipo rape o sapo. Se había encogido la piel y había provocado q el pescado se retorciese como pasa con los durdos. Durante el proceso de captura, conservación y preparado creemos no haber hecho nada diferente... la cosa es q estaban cojonuterlis.

SARGOLOCOOOOOO!!!!!!!! Lagun no te hagas derrogar más y haznos una de tus aportaciones al tema de la Protako, q seguro has seguido utilizando...

Ramón Montenegro dijo...

Muy buenas explicaciones Surk.
Gorki: Berdel o rincha (Scomber scombrus) y aguja o chínfano (Belone belone).

SuRK dijo...

A mi eso de encogerse la piel me suele pasar a menudo cuando cocino el pescado, y es algo que procuro evitar. Suelo preparar la lubina, muil y espáridos en filetes a la plancha. El proceso es sencillo, se sacan los filetes con cuchillo afilado y delgado a rás de espina, si somos sibaritas, tras sacar los filetes, podemos retirar las espinas con unas pinzas o los dedos, quedando el filete perfectamente limpio sin espinas, después es como comer carne. Le hacemos unos cortes a lo ancho en la piel para evitar que se encoja al freir. Se sala al gusto y se procede a darle unos "planchazos", al gusto, yo prefiero meterle fuego moderado al principio y ponerlos por la parte de la piel unos momentos, para que no se encoja demasiado, pues tiende a curvar el filete, después más fuego y por ambas caras. Para la salsa hacemos un sofrito con láminas de ajo en oliva virgen al que posteriormente, en templado, añadiremos un chorrito de vinagre o limón, perejil y pimentón picante o dulce (se puede prescindir de alguno de estos ingredientes, al gusto). Lo sirvo preferiblemente con unas patatas fritas en láminas, aunque le pega cualquier guarnición... Para mí es la mejor forma de comer pescado, el único inconveniente es el olor que queda en la cocina debido a la plancha...

Rinchas son los verdeles (Scomber japonicus) y chinfanos las agujas grandes (Belone belone). Te dejo la "afoto", por desgracia no lleve la cámara de pesca:
http://img101.imageshack.us/my.php?image=peixeah0.jpg

Lo que más me llamó la atención de la zona (el frontal de la Vela) fue el tamaño en general de todos los peces, sobre todo las chopas, nunca las había visto tan grandes, parece que en la Vela no hay nada pequeño.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola, 
ya hace algún tiempo se han vuelto a poner de moda las anillas de puente bajo sobre todo por la edificación de grandes rompeolas en las grandes ciudades del Mediterráneo. 
Personalmente me encanta la pesca con cajón de madera y caña de 9 o 10 m, para evitar recoger el hilo sin levantarlo hacia arriba ya que es la distancia que suele haber en las rocas y así no se decide entre las gritas de las piedras si no hacia la superficie. He roto bastantes cañas por ser baratas aunque de primerísimas marcas.
La verdad es que al fin encontré una caña que al estar fabricándose hace años ofrece recambios de cada uno de los tramos además viene diseñada con acción de 100 g de lanzado lo cual me permite grandes distancias sobre todo para practicar el acecho en las piedras mas alejadas o con mejor remanso de corrientes y oleaje. 
El modelo en cuestión es la Grauvell Energy de 8 m, con acción de 100 g ya que con un plomo de bola de 30 g consigue el lance esperado con el típico aparejo de perla y flourocarbono por encima del plomo.
La verdad es que ahora empiezan o encuentro anillado fuji de primerísima calidad aunque la puntera especial para acechos a especies cercanas a la roca como el mero, la lubina, la dorada y los grandes sargos quedan en las manos y en la habilidad del pescador por no existir un montaje de corcho o madera de flotador o pequeña bolla redonda pintada de esmalte blanco y pegada a la puntera con una anilla grande para dejar salir el hilo en los lances, además así siempre esta lista para pescar.
Existen multitud de opiniones a cerca de dicho anillado en cañas de cajón pero yo me decanto por el montaje que las pega a los tramos con barras de silicona caliente ya que la silicona no se seca se utiliza aplicando calor con un mechero a las barritas y se aplica en caliente a la caña colocando después las anillas aplicando un poco de presión con el diámetro correspondiente a cada tramo telescópico.
Hay que pensar que pescaremos entre rocas, nos caeremos al agua, las olas, la humedad, enredos, etc, son mejores por tanto las anillas de puente bajo en todos los tramos, tanto es así que en mi caña aplico refuerzo con cinta de caucho a la base de la caña ya que en enredos en puenteras será imposible abandonar el cajón buscando algo plano y toca recoger los tramos hasta el enredo, y una vez al año realizaremos mantenimientos de caña y cajón, este ultimo se reparara reemplazando las piezas de madera rotas por unas serradas por nosotros mismos, unos clavos, barniz, etc.
El montaje que yo utilizo en la caña incluye láminas de corcho en el portacarretes ya que en enredos y picadas hasta el tramo del carrete trabaja y debe tener flexibilidad a lo largo del mismo, simplemente se colocan laminas de unos 6 mm debajo del portacarretes y luego se aplica el hilado. Finalmente he de decir que me alegra ver la aparición de este montaje ya que me ha costado bastante encontrar bobinas de hilo que no sufran rizados y resistan muy bien la fricción entre rocas concretamente yo utilizo bobinas de 1000 m del Sufix el naranja concretamente del 35 y la verdad es que el resultado ha sido muy bueno aunque he pescado con líneas del 22 no he notado a penas perdida en el lanzado con este hilo, es verdad que el carrete un daiwa strikeforce hace bastante en el lance pero estoy convencido que aparecerán nuevos trenzados con bajos de flourocarbono anzuelos del 1 con químicas especiales, ideales para cebos faciles como el langostino pequeño, etc, que consigan reparar picados en la línea en el mismo puesto de pesca al poder llevar bobinas en el cajón, etc.
Un saludo.