jueves, 13 de marzo de 2008

UNA FOCA EN LA ARENA

Parece que esta semana la Playa de La Arena perteneciente a los municipios de Muskiz y Abanto-Zierbena quiere permanecer en el candelero.

Esta mañana, sobre las 8:00, recibía las fotos que adjunto de Javi, mi padre, quien me comunicaba que había aparecido una foca en la parte derecha del citado arenal. Se encontraban con ella varios jóvenes que habían intentado acercarla al agua, sin éxito, pues el animal había vuelto a lugar seco. Su aspecto a simple vista era bueno y parece que se encuentra con fuerzas pues se mostraba muy agresiva lanzando dentelladas y se movía por si sola. Se había procedido por tanto a avisar a los servicios de la Diputación para que le diesen los cuidados pertinentes velando por la salud del mamífero.

A principio de esta semana ya avisábamos de la desaparición de lo que quedaba del histórico cargadero de mineral a causa del temporal de mar. Aún queda una llama de esperanza para poder ver su silueta a trasluz pues parece que el Consistorio muskitarra tiene visos de proceder a su reconstrucción con las ayudas de Diputación y Gobierno Vasco.

Ya se sabe, a quien madruga Dios si no le ayuda, al menos le premia con este acontecimiento extraordinario.

3 comentarios:

Ramón Montenegro dijo...

Gorki: habrá que esperar acontecimientos respecto a la foca, pero no obstante habrá que echar una ojeada por si se ve algún bálamo de peces de "vuelo", por si acaso hay algún lobo al acecho.

Gorka García Laza dijo...

Ramonín, como sabes estuve muy cerca el sábado y ya se las piedras q patinan y las q no, asi q como dices cartucho lobero en la canana.
Disculpas por las fotos, pues ser corresponsal de la "última hora" es lo q tiene. Supongo q lo q prima es el "conceto".

jibion dijo...

Hay que tener ... para ir a ayudar a uno de estos; madre mía que bien has descrito la situación con la palabra "dentelladas"; recuerdo hace muchos años en el zoo de la magdalena como los congeneres adultos de una cría similar a esta (pero de leones marinos) iban a comérsela como si en su medio natural estuviesen, para evitar competencia... desde luego que si me encuentro con uno de estos, por supuesto que hay que avisar a los guardacostas y a quien sea, pero mucho ojito con hacerles caricias...saludos!