viernes, 8 de enero de 2010

SÁBADO 8 DE MARZO. DÍA DE REFLEXIÓN.

El sábado día 8 fuimos al ataque a las 5 de la mañana y observamos la situación de la mar en Ontón, en la salida de Castro Urdiales y en Arenillas. La pleamar había sido a las 4 h 44 minutos, de 14 pies y 10 pulgadas. El estado de la mar, como ya es norma, fuerte marejada con mar de fondo del noroeste, tiempo desapacible con algo de viento y lloviznando, por lo que a las 6,30 h estábamos de vuelta en casa sin tirar la caña... aunque Gorka no se sintió muy a gusto y con su culo inquieto, no pudiendo aguantar el genio se marchó a varear primero y a boya después hasta Islares él solito, y podéis ver más adelante, los sargos que cogió el muy ladino.

Pues sí Ramontxu, mientras viajaba para casa pensé en que seguramente al día siguiente no iríamos debido a las adversas condiciones meteorológicas previstas. Pero yo tenía ganas de relajarme un rato disfrutando del olor a salitre por lo que decidí ir a varear a la magnifica playa de La Arena perteneciente a los municipios de Muskiz y Abanto-Zierbena. Así que pasé por casa, desayuné copiosamente delante de la tele haciendo tiempo hasta las 7:00 y un cuarto de hora más tarde ya estaba equipado al pie de las olas empatando un chivo mientras comenzaba a romper el día.

El estado de la mar era imponente y el rumor sordo de las olas entre la bruma me deleitaban con un maravilloso amanecer. El agua estaba bastante tomada y había mucha alga en suspensión. Realicé varios lances en la zona de la desembocadura del río Barbadún, al comienzo de la formación rocosa de la “barra”, pero la corriente era muy fuerte debido a la fuerte bajamar que se aproximaba. Pasé a la derecha de la playa previa al antiguo “Vivero”, conocida como "pesquero de Iza".


De repente una visita inesperada, no de lubina, sino de mi padre que muy madrugador daba su habitual paseo por la playa, ¡joder con los jubilatas!. Probé varios señuelos, plomeados y minnows, incluso uno canario con colores fosforitos para buscar más opciones en el turbio agua, ¡pero que si quieres arroz Catalina!



Estas son las últimas dos zonas donde estuve dándole a la manilla mientras bajaba la marea y se iban descubriendo las sierras de las imágenes. No estaba tan malo pero... recogí los bartulos y para el coche.

La mar a medida que bajaba el agua iba cediendo y la mañana aguantaba sin llover a pesar de los nubarrones. Con el gusanillo y aún con los aparejos de boya en el maletero, cogí carretera sin rumbo fijo para el este. Tiki-taka tiki-taka, aparecí otra vez en las rocas de Islares, tras ir corroborando la rompiente y los vientos por el camino. ¡Para que nos vamos a engañar! Yo creo que mi subconsciente lo sabía desde el principio y tardó en desvelármelo hasta las 9:30.

Tal y como estaba la cosa, sin ansia ninguna (lo comentábamos recientemente con Javier Saldaña), me acordé de una zona que Ramontxu me había descrito a la izquierda de la Punta de El Najo (derecha de la Punta en la foto) tal y como se aprecia en la zona de flechas de la imagen superior. La marea ya llevaba 4,5 horas bajando, venía algún golpe rebelde y a ratos se quedaba bello, aunque el agua estaba gorda tal y como se aprecia en la fotografía inferior. Soplaba algo de viento de costado proveniente de la encañada del río Agüera que desemboca en la playa de Oriñon y seguía sin llover.

A mi disposición un caldero de macizo de anchoa, unas quisquillas congeladas, unas tiras de jibión y unos cangrejillos. Puñado de esquila al agua, una cucharada de mazacote, bajo del 0,225 mm con anzuelo negro revirado del 1/0 y plomillo de 4 mm, calado de 3,5 metros y corcho al agua. Fui recorriendo los tres sitios de la imagen panorámica en función del nivel de la marea y bajando el calado hasta los 2 metros. Cogí unos 6 sargos hasta la bajamar y el resto con la marea subiendo hasta el total de quince que se ven en la imagen que me tomó como fotógrafo improvisado Miguel Olabarria, veterano y experimentado pescador que apareció por allí.


Picaron muy recelosos y salían enganchados del mismo morro e incluso uno robado. Rebajé la socala al 0,205 mm para disminuir la desconfianza pero aprovechando el poco calado y las rocas que afloraban me rompieron dos por encima del plomo así que de vuelta al 0,225 mm. Algún ejemplar de menor porte fue devuelto al agua. Picaron bien al cangrejillo y sobre todo a la quisquilla congelada.

A medida que subía la marea la mar se fue recrudeciendo y empeorando las condiciones de pesca. Para las 13:30 el cielo se puso amenazante dejando caer alguna gota y el viento arreció así que para el coche a toda pastilla, carretera y a comer con la familia. Aquí con la más peque por ahora… Te paso el testigo Ramontxu.


El domingo no fuimos a pescar y lo dedicamos a descansar. Yo la verdad es que estoy un poco cansado de pelear tanto para coger unos peces y necesitaba un descanso, coger un poco de aire y mentalizarme, pensando en los días de fiesta que vienen en Semana Santa y es que los años, son eso, años, y los discípulos vienen arreando a tope. ¡Qué pesca mangó el jodido!. Y yo feliz porque veo como asimila, deduce y.... pesca. Enhorabuena, tío!!!.

12 comentarios:

tpsk dijo...

Enhorabuena Gorka, otra paxada, y enhorabuena también a Ramontxu, que buen maestro!!!

Saludos

valladolid dijo...

Enhorabuena Gorka, y eso que el discípulo aventaje al maetro, tiene mucho mérito. Dado como estaba el mar, saber elegir las puetas y tocar escama, es de auténtico corchero. Observo que las quisquillas congeladas funcionan bien, antes de congelarlas se salan un poco o no?. Espectacular foto: preciosa niña con estupenda pescata. Saludos

Javi dijo...

Esta vez los esfuerzos y la constancia dieron un magnífico resultado. Me voy dando cuenta de que se viven dos veces las delicias de la pesca, la primera en la mar y la segunda enfrente del ordenador.
Esta mañana no he dado mi paseo diario por culpa de la lluvia; me voy ahora y podré ver los destrozos que el temporal ha hecho en nuestro cargadero.

Gorka García Laza dijo...

¡Muchas gracias a los dos! Me lo pasé pipa, aunque sólo. Incluso se bajaba poner otro título: Mejor sólo que "mal acompañado". De ésta me la cargo fijo. Bueno, así es, Toño y Valladolid he tenido mucha suerte con este buen maestro aunque algo ha debido ver xq no me ha mandado a tomar vientos, son ya sobre 15 años más o menos. Quien más quien menos siempre ha tenido algún mentor. Pero que digo? Si se ha desasilvestrado con los años y el libro, había q pillarselas al vuelo! Definitivamente el próximo día me castiga en tierra... je,je ¡q no Ramontxu majo!
El discípulo aventaja al maestro cuando el maestro quiere, de verdad.
La quisquilla ha empezado a funcionar para el sargo de tres semanas para aqui, tanto la viva como la congelada. Para las obladas algo antes. Para congelarlas lo mejor es q estén vivas y las solemos meter segun están en la cesta con viruta y todo en una bolsa (250 gr) bien cerradas directas al congelador. Si hubiese problemas de espacio se puede quitar algo de chirlora pero es un infierno. Y si permanecen más de 8-10 meses se van secando y se quedan como palos. Tambien se suelen coger las rayadas de tamaño medio de ría y se congelan en vivo haciendo paquetes para encarnar (200 gr) sin viruta.
La niña es mi sobrina Sofia de 1 año y casi 8 meses que se cisca las manos con los peces y después se los jala. Ahora me vienen otras dos sobrinas mellizas... tic tac tic tac. Q va a decir su tio!

sargoloco dijo...

Juventud, curiosidad innata, bonhomía...ASí, Gorka, no cambies...

manu dijo...

buena pesca...asi da gusto pasar la mañana....
el color del agua no suele fallar..si esta tomada suelen comer...
una pregunta ya que veo q pescais mucho con esguila...la que es de un tamaño mas medianero incluso grande que tal es? la habeis probado??o solo pescais con la pequeñina??
un saludo y gracias

Fernando dijo...

Muy bien Gorka, buen poder de adaptacion, con buenos resultados cuando todo estaba en contra.
Todo en contra y sin embargo el que la sigue, a veces, la consigue.
El estado del mar supremo, pero lo del Lunes y Martes solo de puede definir en dos palabras
im-presionante (como dijo Jesulin).
Yo no fui a pescar, me rajé.
Asi que si se puede, el proximo finde tal vez....

Ramón Montenegro dijo...

Manu: la esguila o quisquilla que usamos suele ser de balsa o poza, por lo que como sabes, no se hace nunca grande y solemos encarnar con dos, una la insertamos recta por la cola y la otra por la cabeza, de forma que queden paralelas. A veces, cuando no hay más remedio, cogemos alguna rayada de ría que por lo general son ya de buen tamaño y entonces solemos encarnar con una, dándola la forma del anzuelo y personalmente, le suelo rumiar el "espadín" o picho que tiene en la cabeza.¿Que si pican con éstas?. Cuando están de agarrar pican hasta con tocino.
Saludos.

Gorka García Laza dijo...

Hola fenomenos! que tal lo llevais? Ya queda menos para el finde y como los sargos lo tienen jodido para comer ahora con el temporal, en cuanto ceda se arrimarán con hambre a la piedra a jalar y alli estaremos al acecho. Yo ya estoy afilando los anzuelos! Muchas gracias a todos por vuestras amables palabras.
Joder Carlos, con q "bonhomia", bonito palabro, muchas cosas buenas en una sóla, ezkerrik asko lagun. Tamos snif, snif, ya sabes a la espera de vernos. Un abrazo mutiltxo!
Gracias Fernando, pero hombre! si ya parecias mentalizado para atacar... yo pensé q igual estabas por la zona. Bueno, no te aletargues q luego cuesta más.
¡Uy Manu! Q te había saltado, perdón. Quería comentarte q a mi ese color verduzco no me acaba de gustar y más cuando hay restos de aguadutxu (avenida de agua dulce). Con estas bajamares tan grandes y mares fuertes se revuelve mucho el fondo. Ya me ha pasado más veces y como ya he narrado picaban muy mal, con mucho recelo. No se si Ramontxu o alguien tiene algún punto de vista al respecto... tic tac tic tac

manu dijo...

gracias por contestar..

la cuestion es que suelo tener quisquilla medianera tirando a grande habitualmente por motivos profesionales...alguna vez la he probado a fondo con buenos resultados pero nunca me ha dado por utilizarla a boya...
por lo general a boya utilizo la misma que vosotros pero con muy puquitina mar...
la pregunta es, a lo burro como nos gusta pescar a nosotros creo q esa esguilina no funciona..pero y esa esguila grandota??
gracias de nuevo y un saludo

maite dijo...

Manu:La esguilina de balsa, poza o caños que suele ser de color negruzco o rubia, dependiendo del sustrato, vale para mares flojas y movidas. Si las mares están movidas, y más si hay mucho retroceso o corrientes, hay que macizar con ellas en las belladas y observando previamente si la boya corre o sale hacia un punto determinado, para macizar en una zona que calcules que luego vaya donde desees echar la boya o hacia donde ésta se estabilice en la zona. En estos casos, hay que apretarla con la mano para no echarla viva y que baje rápido, que se hunda, ya que este tipo de quisquilla, busca enseguida abrirse, es decir, salir hacia
afuera huyendo de la rompiente.
Si la quisquilla es de ría o de charcas intermareales,o sea, las que son rayadas, hay que apretarla igualmente, ya que de echarla viva, profundizan rápidamente y se ocultarán entre las rocas y algas, lo que haría estéril el macizado. Y vuelvo a insistir en que encarnando con un tipo de quisquilla o con otra, si los peces están de agarrar pican a cualquiera. Personalmente, a las rayadas, les quito el pincho y las barbas para encarnarlas.
Un saludo.

Ramón Montenegro dijo...

Maite es Ramontxu, Manu. Es el correo de mi compañera.