lunes, 21 de julio de 2008

PROBANDO LA COSTA ESTE DE BIZKAIA

El viernes día 18, Gorka fue a quisquillas por la mediodía después de salir de trabajar y sin comer, lo cual es norma de nuestra casa y cogió una buena ración, así que como el sábado era la pleamar a las 6 h de la mañana y de 12,7 pies, quedamos a las 4 h y tras mirar la mar en la playa de La Arena, nos dirigimos a Laida.

Una vez allí, divisamos la mar desde la carretera y la mar estaba difícil para pescar, puesto que venían trenes de olas fuertes con belladas.

Son unas puestas intermareales con fondo de arena y rocas sueltas que están próximas a la playa de Laida y que no cogen mucha altura de agua con la marea, hecho éste que comprobamos una vez en las puestas y que se vio agravado por la circunstancia de que la mar ha metido gran cantidad de arena en la zona, disminuyendo el calado habitual de la zona. Este hecho lo ignorábamos, puesto que hacía tiempo que no frecuentábamos estas puestas.

En la panorámica se ve la desembocadura de la ría.

Bajamos allí para aprovechar el amanecer, la marea y las quisquillas y aunque la mar no acompañaba, puesto que estuvimos venga tirar y sacar el aparejo, debido a que las olas rompían en la zona y nos arrastraba el aparejo a la roca, fuimos más que nada a ver si había alguna lubineta... pero encima las quisquillas estaban muertas en gran parte y fue una pena, pues su efectividad baja bastante.

La quisquilla que teníamos era muy tierna y aunque fue bien colada y envirutada, sufrió mucho durante el viaje de vuelta, puesto que había una gran caravana hacia Santander, por lo que Gorka tardó mucho en llegar a casa y meterla al frigorífico y es que además hizo un calor agobiante. Algún taco en hebreo ya echaría, después de tanto sacrificio. "En hebreo y en castellano porque en el coche hasta traté de dirigirles el aire acondicionado a través de los asientos traseros, pero ni con esas. De todas formas Ramontxu, ya sabemos qué nos pasa con esa quisquilla, ya que si para el sábado están vivas es todo un logro, pero olvídate de aguantarlas para el segundo día."

Después de quedarnos sin agua rápidamente, nos fuimos a la derecha de la playa de Karraspio (Mendexa), nada más tomar la salida de la carretera de Lekeitio a Ondarroa que es una zona de costa con lastras, rocas aisladas con regatos, en la que no hace falta mucha mar y que es una buena opción bajando el agua, pero tampoco había muchos sargos, pues la mar tiraba a bella.

"Al fondo está Ramontxu calando y en el horizonte la isla de San Nicolás o Garraitz que da paso a la playa de Karraspio."

En algunas zonas parecía mentira que no saliese algún sargo más pero era lo que había.

Los chupacámaras de siempre dándole caña en el pesquero de marras que recorrimos por completo.

Un ejemplar de raspallón de pequeño tamaño que fue devuelto al agua. Me acordé de hacerle el carnet porque hacia mucho tiempo que no sacaba ninguno.

En uno de los pozos tirábamos restos de carnada y allí andaban los babosos, momas o lorchos reunidos. No saben nada que se diga y al agarrar bocado peor que las gaviotas.

Parecen perros de presa, menudo bocado que había pillado este tio, pero me da que lo tiene jodido para llevarlo al pozo.

Decir que pescamos con bajos del 0,205 de Fendreel. En Laida utilizamos anzuelos rectos de Mustad 515-N del nº1 y en la otra puesta los clásicos Asari revirados a la derecha y un plomillo de 4 mm en el bajo, éste de un metro de largo. Como macizo quisquilla y sardina fresca y encarnamos, según las puestas con quisquilla, cangrejillo y alguna gamba, pero si no quieren o no están, como si les pones Jabugo.

La pesquilla es la de la foto y como podéis ver no fue nada del otro mundo. "Ramontxu, nos va a echar la bronca Manel y con razón, porque somos un poco guarretes por no lavar un poco los peces."


9 comentarios:

joabp dijo...

Bueno, bueno, quién la pillara, no está nada mal, y además variada.
Saludinos

Ramón Montenegro dijo...

Estamos en bajamar, pero ya entrarán, la esperanza es lo último que se pierde. Un saludo Joaquín.

Maky dijo...

No esta nada mal compañeros,!!oye Gorka,por que no llevas una neverita portatil,con 2 hielos,para las quisquillas.Nosotros anduvimos por hay.Saludoxx Equipo.

valladolid dijo...

Llenar los pulmones de salitre, contemplar un paisaje espectacular, compartir una aficicón, y si encima se pescal algo, pues la repera. Saludos y se sigue agradeciendo vuestros reportajes y comentarios.

IÑAKI dijo...

Marcho 10 días a Menorca y vereis que en vuestras Galipas el numero de peces sera mayor, pero como dicen en las peliculas "volvere",asi que aprovechad bandidos.
Me llevo el ordenagailu para disfrutar con vuestros relatos os estare vigilando desde la lejania.
Ah!Cuidao con Mane que esta en horas altas el muy pajaro y encima tiene la "Machine" para hacer macizo al mas puro estilo Maky.
Un saludo a todos.

Gorka García Laza dijo...

Aupa compañeros! No se si en bajamar, pero lo si q hacemos es q coger todas las caravanas a la hora de volver para casa. Se coincide conla gente q sale de vaciones o a las playas y la cosa se pone imposible. Asi q como otros años es buen momento, hablábamos ayer de ello, aprovechando la claridad y calma de los mares de pescar desde las 2 o 3 de la madrugada hasta las 8, con zapateros y macizo, y volver con la fresca al hogar. No sin antes almorzar. Además como el calor apenas deja dormir en casa pues, si procede, a la fresca con las peñas como colchón se duerme muy bien con el sonido armónico de las olas de fondo.
Maky, si llevo neverita meto unas birras, y las quisquis en la cesta. Al final tendremos q llevar un camión frigorífico para llevar todos los bártulos, cebos, engodos y la ferretería con ruedas. La solución mejor es optar por otros pozos de quisquilas dónde la especie se muestra más resistente. Con los cuidados adecuados en este tiempo se mantienen dos días vivas, quizás el 2º con alguna baja pero un porcentaje muy bajo, y en tiempo fresco hasta tres sin problemas. Contrariamente a lo q se pueda intuir, el no colarlas bien es su peor enemigo, asi como el calor y el viento. Por cierto, cuando salen bien disfrutamos mucho con su captura. Es otro tipo de pesca, de disfrute.
Saludos Valladolid. Estoy contigo. Yo no pido más. Con esto consigo desconectar, disfrutar y recargar pilas.
Iñaki, dile a Mane q si quiere nos de un toque aun éste es zorro solitario.

tpsk dijo...

Está guapa la pescata, variada y con buenos sargos.
¿Por que les rompeís siempre la agalla?

Un saludo amigos

Gorka García Laza dijo...

Buenos días Toño! Fue a base de insistencia porque ¡ellas no querían oiga! Probabamos un "txoko", y salían un par, otro caño y otro par y así "tolrato"
Lo de romperles la agalla es ya casi por casi y más aunq no se de alguno de estos 2 factores:
-Porque tragan y recuperamos el anzuelo. No rompemos el bajo y volvemos a empatar.
-A pesar de que las metamos en el saco que ya conocerás, porque estemos pescando en zona incómoda, sobre todo lastra muy inclinada, no empiecen a saltar y se caigan al agua.
Como digo ya es casi por norma aunque a Miguel no le guste xq se ensucía las manos, es muy "cuitao". De hecho, ya se le van cayendo alguna de las manos. Ramontxu y yo somos más guarretes.
Venga Toño,un abrazo!

Gorka García Laza dijo...

Corrijo:
"Lo de romperles la agalla es ya casi por norma y más aunque no se dé alguno de estos 2 factores"