martes, 27 de diciembre de 2011

AHÍ VA LA DESPEDIDA: SOBRE LASTRE DE LA LÍNEA Y BOYAS. DEDICADO A IKER OLABARRIETA

Últimamente hemos recibido varios correos preguntándonos sobre los lastres de la línea, las boyas y el plomillo del bajo, es decir, que algunos compañeros tienen problemas de hundimiento con la boya al lastrar la línea y a ello hay que añadir el peso del plomillo del bajo si hay que utilizarlo.
He procedido a coger un trozo  de línea y en uno de sus extremos he hecho una gaza o nudo de lazo doble y junto a ella he colocado los 4 plomillos de 10 mm de diámetro (cada uno pesa 5 g por lo que el total es de 20 g) y también he puesto un plomillo de rana cuyo diámetro es de 7,5 mm que sería el del bajo y lo he puesto para que sea de un peso apreciable, pero lo he puesto en la línea con el fin de que me entre todo el invento en un vaso de tubo con agua dulce y su aportación de sal batida. Al fin y al cabo, es lo mismo para la prueba.


Esta es la imagen con los 4 plomillos de 10 mm de diámetro y el de rana de 7,5 mm de diámetro puestos en la línea.


Esta es la bolsa en la que vienen los plomillos esféricos de diámetro 10 mm y peso de 5 g/ud.

Luego hemos metido por el extremo de la línea los dos corchos (por separado por supuesto) y los hemos fijado con el espiche de madera adjunto.


El resultado con el corcho de la izquierda ha sido el de la figura superior, es decir, bien ya que el nivel del agua coincide con la línea de separación de los colores rojo y negro de la boya. El espiche de madera sobresale en exceso pues no entraba bien y lo hemos metido un poco de forma que no toque el fondo del vaso y para la prueba no influye.


En esta otra imagen hemos probado con el corcho de la derecha y el resultado nos ha sorprendido ya que como véis, el nivel del agua está casi tapando la boya. Decir que ambas boyas son iguales de 80 mm de altura y 30,5 mm de diámetro en su parte más ancha.
Entonces lo que he hecho, ha sido coger unos plomillos esféricos de 9 mm de diámetro y 4,5 g/ud y colocarlos en un trozo de línea junto al mismo plomo tipo rana de 7,5 mm de diámetro y la gaza, claro está.


He puesto la misma boya de la derecha y el resultado es el de la imagen siguiente. Como véis la cosa ha mejorado pero no está perfecta.


En definitiva, que con la boya de la derecha, tendremos que pescar con un lastre en la línea a base de 4  plomillos de 4 g/ud o 3 plomillos de 5 g/ud (los de 10 mm de diámetro). Con la boya de la izquierda no tendremos problemas.
Creo que el problema está en el acabado de la pintura ya que el del corcho de la derecha es de una capa muy espesa que le da más peso.
Con todo ésto no quiero decir que uno es mejor que otro, ni bobadas por el estilo, puesto que cada uno pesca con lo que le gusta. Nosotros cuando pescamos con boyas como la de la izquierda, lastramos en muchas ocasiones la línea con 4 plomillos esféricos de 10 mm de diámetro y nos va bien y es el artilugio más extremo o "pesado" con que pescamos. Y también usamos la boya de la derecha en otras ocasiones.
Que seais muy felices.

9 comentarios:

Fermíntxo dijo...

Por lo tanto si metemos un espiche de plomo(10grs.aprox)solo pondríamos 2 plomos de 5grs..
Es que soy de los que ,casi siempre,pongo el de plomo..
Pasarlo bien en noche vieja equipo..
URTE BERRI ON

Ramón Montenegro dijo...

Aúpa Fermín, yo pongo pocas veces el espiche de plomo. Casi siempre pongo espiche de madera y luego juego con la colocación de los 4 plomillos de lastre de la línea.
Salu2 y buen año.

Anónimo dijo...

Hola, quisiera comentar algo, las boyas que usais son sin lastre unido a ellas, mi pregunta es: Las boyas ya lastradas funcionan igual o hay que lastrar tambien la linea para conseguir el mismo efecto?
gracias por vuestro blog y por vuestros consejos.

Un pescador de Cantabria

Ibai Garcia dijo...

Muy interesante el artículo. Yo soy partidario también del espiche de madera, en ocasiones uso un plomo esferico de 20 gramos y en otras ese sistema. Colocando siempre los plomos en función de la mar que haya. Hace años pescaba con los clásicos corchos de neopreno que vienen ya plomados y no volvería a eso ni loco. Un saludo!!

Rogelio dijo...

bueno pues yo como aprendiz de la pesca de corcho queria preguntar lo mismo que el anonimo de mas arriba que diferencia hay de pescar con una boya plomada a pescar del modo que poneis con los plomillos en la linea
gracias

ANDER.Z dijo...

AUPA RAMONTXU

El que no pesca,es por que no quiere....solo con pasarse por tu blog ya tiene hecho el 90% del trabajo y solo tiene que poner las ganas e ir al pedrero...lo demás,siguiendo tus enseñanzas viene rodado.

UN ABRAZO Y FELIZ 2012 AMIGO

Ramón Montenegro dijo...

Hola anónimo y Rogelio, si entráis en nuestro blog en "Entradas antiguas" (está abajo del todo) y miráis la entrada del 2 de diciembre de este año "Recordando conceptos", hay un gráfico en el que se aprecia el porqué del lastrado de la línea. En dicho gráfico, el aparejo en el que pone plomeado de la línea, se entiende que la boya está fijada con un espiche de madera y el plomeado puede estar a 20-30 cm de la boya. Este plomeado hace que el cebo esté más o menos al calado deseado y es el que aguanta los reflujos de la ola. Si ponemos un corcho de esos que tienen el lastre incorporado por su parte inferior y no lastramos la línea, no contrarrestaremos la tracción de los reflujos y el cebo estará muy superficial en las resacas y tiene la pega de que al estar el corcho con lastre incorporado, si plomeamos la línea, es muy probable que la boya se hunda debido al exceso de peso. No se si em he explicado.
Un saludo, amigos y feliz año.

Ramón Montenegro dijo...

Gracias por tu aportación Ibai.
Ander, pero que dices, si tu eres un autodidacta txorizetti, ja, ja, ja.
Salu2 a los 2 y ser felices.

edu dijo...

no se si es mejor que salgasis a pescar y ver vuestros comentarios o que no salgais y que nos vallas enseñando conceptos.
De todas formas me gusta todo.
Gracias y felices fiestas.